El Gobernador Norzagaray en Caguas


Por: David Figueroa Silvestre


Según plantea Tomás Serranía en su libro Gobernadores de Puerto Rico, el 9 de marzo de 1852, Don Fernando Norzagaray recibe el nombramiento de Capitán General y presidente de la real Audiencia de Puerto Rico.


Desde el primer momento en que se hizo cargo del mando empezó por estudiar las necesidades del país y examinó todas las ramas de la administración pública. Pasó revista a los cuerpos de guarnición, visitó cuarteles y obras de fortificación y tomó medidas para las reparaciones más urgentes, como la reparación de la muralla sur, especialmente el bastión de Santa Elena que se hallaba en deplorable estado. La construcción de un cuartel en el barrio de Ballajá, en el que se colocó la primera piedra por su propia mano -con el proyecto de dotarlo con un museo militar y civil, que se inauguró el 19 de noviembre de 1854- y mejoras al palacio del gobierno superior de la isla.


Durante los dos años y nueve meses de su mando, el General Norzagaray emprendió una serie de importantes obras públicas; patrocinó el trazado de una carretera de San Juan a Ponce. El 31 de marzo de 1853 inició Norzagaray una visita general a la isla. Durante los tres meses que duró la gira, en los diversos puntos de la costa y del interior, pudo apreciar personalmente las necesidades de reformas relativas tanto a la administración como a las mejoras materiales.


De acuerdo con Oscar Bunker en su libro Historia de Caguas, Don Fernando de Norzagaray, giró una visita a Caguas el día 9 abril de 1853. Ya podía transitarse cómodamente desde la Capital. Solamente faltaban por construirse algunos puentes en las cercanías de la villa. Los vecinos de Caguas aprovecharon la ocasión de la visita del General Norzagaray para urgirle la terminación no solamente de los puentes que faltaban desde la capital, sino de la reconstrucción de los caminos que iban de Caguas a Gurabo, Hato Grande (San Lorenzo), Cidra y Aguas Buenas. Expresaron sus deseos los cagüeños de terminar para siempre el aislamiento a que la Villa se había visto forzada por tantos años.


En la sesión de la Junta Municipal que presidió el General Norzagaray en Caguas el día 9 de abril de 1853, se acordó dar comienzo de inmediato a la habilitación de los caminos que conectarían la carretera de la Capital con Gurabo, Hato Grande, Cidra y Aguas Buenas. El gobernador aprobó la designación del Coronel Don Juan de Alonso para que dieran comienzo las obras.


Don Juan Alonso pidió a los vecinos que cada uno contribuyera con por lo menos dos días de trabajo personal al mes calculó el Coronel Alonso que había en la jurisdicción de Caguas 1,625 hombres útiles para los trabajos en los caminos. Y que podía contar con 998 prestaciones de bueyes, caballos y carretas. La fuerza diaria se estima en 111 hombres y 65 prestaciones. Para junio de 1884 estaban ya rehabilitados los caminos desde Caguas que se dirigían a los pueblos de Gurabo, Hato Grande, Cidra, y Aguas Buenas.


Fue gobernador de Puerto Rico hasta el año 1855. Las mejoras materiales y de índole administrativa fueron muchas bajo la gobernación de Don Fernando Norzagaray, a pesar de que su mando también se caracterizó por la censura escrita local y de periódicos peninsulares y extranjeros. Se le acredita un extenso trabajo de infraestructura en Puerto Rico. Un ejemplo fue el Gran Puente del General Norzagaray, que cruzó el arroyo de Los Frailes. Además la construcción de arsenales y la creación de una caballería.