• Editorial Semana

El legado histórico de José ‘Tito’ Rodríguez


En su época de oro en el voleibol.

Por: Luis Domenech Sepúlveda

Pabellón de la Fama del Deporte Cagüeño


Francamente, nunca hubiera querido tener la misión de notificar a mis amigos y exdiscípulos el fallecimiento de un ser tan arraigado en nuestras vidas como nuestro compañero, José ‘Tito’ Rodríguez Casanova, quien era el actual presidente del Pabellón de la Fama del Deporte Cagüeño. Aunque comprendemos la fragilidad de la vida humana, resulta desgarrador la partida prematura de un ser tan querido, admirado y respetado como nuestro entrañable compañero. Su indiscutible legado deportivo, empresarial y abnegado esposo, padre, abuelo y amigo deja una huella imborrable en los corazones de todos los que tuvimos el privilegio de compartir su amistad. Ello lo convirtió, por derecho propio, no solamente en uno de los deportistas cagüeños más admirados y respetados de la historia moderna sino también en uno de los puertorriqueños más distinguidos y exitosos en todas las facetas de su vida personal, profesional y familiar. Cabe destacar que antes de hacer su incursión al voleibol, Tito fue un destacado beisbolista firmado por Los Samaritanos de San Lorenzo bajo la dirección del inmortal, Víctor Pellot.


Egresado del programa de voleibol del Colegio Notre Dame de Caguas, dirigido entonces por el legendario, José Manuel ‘Cabo Gordo’ Díaz. ‘Tito’ se convirtió en uno de los colocadores de mayor impacto del voleibol superior debutando con Los Criollos de Caguas cuando apenas cumplía 16 años. Fue miembro prominente del equipo campeón de la Universidad de Puerto Rico en Cayey (Liga Atlética Interuniversitaria) luego de lo cual concluyó su participación en la Universidad del Turabo, hoy Universidad Ana G. Méndez. Su precoz e impresionante magia como colocador lo convirtieron en Novato del Año y Jugador más Valioso mientras defendía los colores de Caguas en la década de 1970. Posteriormente, defendió los colores de Los Plataneros de Corozal y Los Patriotas de Lares donde disfrutó de tres campeonatos nacionales.


Tito Rodríguez formó parte del Equipo Nacional de Puerto Rico por espacio de doce años (1974-86) ocho de los cuales se desempeñó como Capitán del sexteto. De hecho, Tito formó parte del primer Equipo Nacional que participó en un Campeonato Mundial (México 1974) y posteriormente fue el colocador nacional en los Juegos Panamericanos celebrados en San Juan de Puerto Rico en 1979. Cabe destacar que en los Panamericanos 79 nuestro sexteto logró ganarle un parcial al entonces imbatible equipo de Cuba que recién acababa de ganar medallas de bronce en Montreal 76 y el Mundial del 78. Expertos lo consideran el más brillante colocador de todos los tiempos y el primero en perfeccionar el acomodo hacia atrás al punto de haber sido invitado a practicar con el seleccionado de Estados Unidos.


Tito Rodríguez fue inmortalizado, por derecho propio, al ser exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte Cagüeño (1992), Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño (2010) y Salón de la Fama de la Federación de Voleibol de Puerto Rico en el 2014.


¡Sigue volando alto compañero! “Qué gran tristeza no poder volver a compartir con alguien como él” (Wilito Meléndez).

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png