Buscar
  • Editorial Semana

El Puerto Rico que Europa conquistó


Por: Aida Mendoza Rivera


La Semana de la Puertorriqueñidad fue una muy particular este año 2022, ya que el Departamento de Educación de Puerto Rico seleccionó a una persona que conozco, admiro y respeto. En broma me atrevo a decir quiero ser como él cuándo sea grande. Nos referimos a Miguel Rodríguez López. Para esta que escribe Don Miguel fue el rector que me recibía con una sonrisa cada sábado que visité el Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe en mis tiempos de estudios en la institución. Se destaca como gestor cultural, investigador, arqueólogo. Pienso en Rodríguez López y mi mente piensa rápido en indios lo que nos lleva al feriado que se celebró el pasado sábado, 19 de noviembre.


En estos días es tema casi compulsorio recordadar el llamado Descubrimiento de Puerto Rico. Lo primero a reflexionar, ¿de verdad que el europeo nos descubrió? Podríamos catalogar el primer mito en nuestra historia el escuchar que todo comenzó en 1493. No obstante, nuestra isla tiene una historia milenaria y de varias civilizaciones antes de la conquista europea.


Cabe mencionar que nuestra isla Borikén fue poblada por primera vez 4,500 a.d.c. por navegantes desde Suramérica, en su mayoría pescadores. Desde ahí, varias civilizaciones habitaron nuestras islas: Saladoides (500 a.d.c.), Ostionoides (600 d.d.c.) y Kalinagos, que invadían mientras Taínos dominaban el territorio (1200 d.d.c).


El historiador Francisco Moscoso establece que lo que aconteció referente al Descubrimiento de Puerto Rico fue: “Martín Alonso Pinzón zarpó a Puerto Rico sin el consentimiento de Colón, llegó a la isla el 3 de enero de 1493 y se convirtió en el verdadero descubridor de Puerto Rico. Posteriormente llegó a España antes que él y murió al mes de su regreso bajo causas misteriosas, pero su paso por Borinken quedó documentado por el propio Colón en una de sus cartas mientras volvía a Europa”, explica el profesor de Historia, una de cuyas especialidades es precisamente esta época histórica.


Varias preguntas vienen a nuestra mente, ¿por qué Pinzón moriría bajo causas misteriosas? ¿Quién habría hecho algo contra él? ¿No habrá sido el “Gran Almirante”, ¿el autor intelectual de algún asesinato? Veamos que tiene que decir el profesor Moscoso: “A Colón hay que situarlo en su contexto histórico. En Puerto Rico y en Estados Unidos la imagen que se tiene de él es la de un gran marino, heroico, que cruzó el Océano Atlántico con tres carabelitas. Eso es cierto, pero forma parte de una de las tres personaldades que el poseía; también era un burgués mercante y era un conquistador y colonizador”.


Las desigualdades empezaron desde el primer viaje entre los europeos y los nativos “Colón y los demás tripulantes desde el primer viaje vinieron completamente armados y la diferencia de armas era abismal. Los taínos estaban en la era neolítica, tenían arco y flecha, lanzas, no mucho más”, agregó el historiador. En el diario que Colón escribe a los reyes dice: “Créanme que estas islas son de fácil conquista, pueden sentirlas suyas como Castilla (..) sus habitantes no tienen armas y están desnudos y huyeron al vernos sin que les intentáramos hacer daño alguno”.


Sin embargo, Cristóbal Colón solamente pudo estar tres o cuatro días para abastecerse en su segundo viaje en Puerto Rico, en lo que hoy se lo conoce como Aguada o Aguadilla. Posteriormente continuó hasta la isla española para saber qué suerte habían corrido los cuarenta tripulantes que había dejado. La conquista de la isla española se produce recién en 1505, un año antes de su muerte y recién ahí, es cuando los españoles deciden poner a Puerto Rico en su radar.


Así comenzó el encuentro entre Puerto Rico y Europa y seguimos celebrando noviembre y no enero.


2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo