• Editorial Semana

Emergencia por aglomeración de neumáticos desechados requiere una inversión de $7 millones


Por: Editorial Semana, Inc.


Atender la emergencia por la aglomeración desmedida de neumáticos desechados en la Isla requiere una inversión de $7 millones y la correspondiente autorización de la Junta de Control Fiscal, de acuerdo al secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo Maldonado. El funcionario indicó que ese es el costo que implica el recogido y exportación de los mismos, comunmente conocidos como “gomas”.


El gobernador Pedro R. Pierluisi, decretó un estado de emergencia ambiental, activó todos mecanismos para el manejo y disposición de los neumáticos y propuso que los materiales de los mismos puedan ser utilizados para asfalto y productos finales a base de caucho, entre otros fines. Como parte de ello, se radicó un proyecto de ley para establecer los estándares mínimos en la instalación de los neumáticos, una Orden Administrativa del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales para trabajar con la exportación de los mismos y una Orden Ejecutiva para permitir el uso de neumáticos como mezcla de asfalto en carreteras.


“Debemos aprovechar al máximo los materiales residuales de los neumáticos para el bien común y evitar a toda costa el almacenamiento de estos al utilizarlos adecuadamente en proyectos de reconstrucción incentivando la economía verde y cumpliendo con las regulaciones ambientales pertinentes”, afirmó Pierluisi.


La Orden Ejecutiva 2021- 030 autoriza y ordena al Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) identificar las vías públicas en las cuales sea viable establecer como requisito la utilización de asfalto y/o cemento gomerizado en sus proyectos de construcción y reconstrucción. Además, se ordenó a la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3) a evaluar, en coordinación con el DTOP en un periodo máximo de seis meses, los proyectos de reconstrucción a los que puedan incorporar el requisito de la utilización de asfalto y/o cemento gomerizado. A tono con esto, COR 3 deberá asegurarse de que dicho requisito no afecte la elegibilidad y el desembolso de los fondos federales para la reconstrucción de las vías públicas.


Como parte de las funciones delegadas en la Orden Ejecutiva, el DTOP tomará muestras y analizará continuamente el contenido del componente químico de la mezcla a utilizarse para la construcción y/o reconstrucción de las vías públicas para asegurar el cumplimiento con el estándar de construcción y/o repavimentación de estas. Mientras, el DRNA deberá rendir al gobernador un informe cada dos meses sobre el estado de situación incluyendo monitorias, inspecciones, fiscalización de cumplimiento con requerimientos e intervenciones con almacenadores de neumáticos desechados, importadores y distribuidores. También, incluirá en el documento a los exportadores, manufactureros, procesadores, entre otros.


En un periodo máximo de cuatro meses el DRNA tendrá que realizar un estudio tarifario en el que se revise el esquema de pagos a las distintas partidas en la cadena del proceso de manejo de neumáticos en Puerto Rico. Por otra parte, el Departamento de Desarrollo Económico (DDEC) asistirá al DRNA en estudios de mercado, planes de negocios y/o educación sobre el mercado de reciclaje y/o reúso de neumáticos a todo empresario que desee incursionar en esta industria.


Esta semana el gobernador presentó ayer ante el Senado un proyecto de Administración para crear la “Ley de Estándares de Seguridad de Gomas y Neumáticos”. Con el proyecto de ley se pretende reglamentar la venta y utilización de neumáticos en Puerto Rico, así como establecer unos estándares mínimos de calidad que deberán tener los neumáticos puestos a la venta.