• Editorial Semana

En busca del pase olímpico Luis Mendoza


Luis Mendoza estuvo activo en los pasados Centroamericanos y Panamericanos.

Por: Jorge L. Pérez


Cada deporte olímpico tiene su propio formato de clasificación, algunos más complicados que otros. El del tiro, sin embargo, debe encontrarse entre los más complicados de todos.


Por ejemplo, el tirador cagüeño Luis Mendoza, de 30 años, que está registrando el mejor ciclo de su carrera, al haber competido en sus primeros Centroamericanos en 2018 y sus primeros Panamericanos en 2019, se alista ahora para dar una última batalla en busca de la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio, programados para comenzar el 23 de julio.


Así, junto a la tiradora Yarimar Mercado, que es la única otra atleta de la Federación de Tiro que todavía puede clasificar, estará activo en la Copa Mundial de Tiro y Rifle que se celebrará desde el 13 hasta el 30 de marzo en Nueva Delhi, India.


“Es básicamente la última oportunidad de clasificar”, dijo Mendoza, quien se encontraba entrenando casi diariamente en el Albergue Olímpico antes de viajar el sábado 13 de marzo.


“Si no se ha clasificado por otras vías, antes se celebraban unas eliminatorias”, dijo, “pero esto ahora cambió: ahora la última manera de clasificar es a base del ‘ranking’ mundial, y la posición en que uno termine después de esta copa”.


Lo enigmático del proceso, dijo, es que se desconoce cuántas clasificaciones estarán aprobando.


En la India deben competir más de 50 tiradores, dijo, y la cuota para Puerto Rico es de dos puestos de clasificación, razón por la que solo viajarán Yarimar y él.


Lo importante es que ambos cuentan ya con las marcas mínimas para las Olimpiadas en las tres modalidades: rifle de aire, tres posiciones y mixto (en pareja).


“Yo tengo mejores posibilidades en rifle de aire y entiendo que Yarimer la tiene en tres posiciones”, dijo, “pero, al haber hecho ya las marcas mínimas en las tres modalidades, con solo clasificar ahora en una podremos competir en las tres en las Olimpiadas”.


Debido a las pocas competencias que ha hecho -Luis no ha tenido una competencia real, ‘fisica’, desde la segunda de las dos Copas Mundiales en que participó en 2019, año en el que fue escogido para representar el tiro en la Premiación Olímpica de Puerto Rico en diciembre-, el total de puntos acumulados para el ‘ranking’ es poco, y él ocupa la posición 99 a nivel mundial.


“Pero en esa misma posición puede haber muchos tiradores”, dijo.


“Los puntos que uno puede sumar en la Copa son pocos: si se llega en la décima posición, por ejemplo, podrían ser 10 puntos”.


“Pero con uno sumar dos o tres puntos el cambio puede ser grande, y subir como 20 puestos en el ‘ranking’”.


De no clasificar, habría entonces solo una posibilidad: “Que algunos de los países a los que se les aprobaron las cuotas, ahora, por el coronavirus, decidan no ir a las Olimpiadas”, dijo.


“Pero, igual, no sabemos cuántos han clasificado ya y, de todos modos, los puestos adicionales serían también a base del ‘ranking’ mundial”.


Y todo este proceso ha venido desarrollándose “con escasez de todo tipo”, dijo. “Por suerte yo había comprado bastante balas y ‘pellets’, porque no se están consiguiendo”.


Pase lo que pase, sin embargo, Luis finalmente parece encaminarse, por fin, a un 2021 cargado de competencias importantes, incluyendo el clasificatorio para los Juegos Centroamericanos y un Panamericano.


“Como sea, va a haber muchas cosas buenas pasando”, concluyó.