top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

En la primavera


Por: Myrna L. Carrión Parrilla


En los pasados días nuestro país se pintó de rubio. Mas que con un color de pelo, que muchos en solidaridad se dieron, se pintó con la alegría y el resplandor que nos transmitía un grupo de jóvenes deportistas llamados el “team rubio”. Su gesta de esfuerzo y defensa de los colores de nuestra bandera, unido al amor por Puerto Rico, el trabajo en equipo y su proyección como un grupo de hermanos más que un grupo de peloteros, hizo vibrar a los hogares de muchos, a los centros y comercios donde nos reuníamos muchos puertorriqueños a ver el desempeño de estos.


En esos días se comentaba que hasta la incidencia criminal que a todos nos ocupa y preocupa, bajó, el “team rubio” hasta a los más insensibles y con corazón frío y vacío, lograron detener. Como un presagio a la primavera, este grupo de boricuas, por segunda vez movilizaron corazones, levantaron emociones y unieron a un pueblo como pocas cosas lo logran hacer.


En esta semana se identifica que comienza la Primavera y se ha estudiado que esta época del año cambia en la mayoría positivamente nuestro estado de ánimo. Hay quien dice que la primavera a la sangre altera. Con ella aumentan las horas de luz, los cambios en temperatura y esto hace que en nuestro cuerpo se den unos cambios que pueden alterar nuestro estado de ánimo.


En la primavera mucha gente se siente más alegre, vivos, positivos y llenos de energía, aunque también hay quien esta época del año, les produce cansancio, debilidad y somnolencia. Por lo que es importante estar pendientes a cuál nuestra reacción y hacer de este tiempo uno de la mejor alimentación, ejercicio, espacios para disfrutar de buenos sitios y buena compañía. La primavera muchas veces trae algunas afecciones de salud como lo son las alergias, el asma, la sinusitis, la conjuntivitis, resfriados, infecciones gastrointestinales, entre otros, todos producto del polen, de los hongos, aumento en la exposición al sol, cambio en el clima, entre muchos otros factores de la temporada.


En esta estación la naturaleza despierta del letargo invernal, los días son más radiantes, muchas de las plantas florecen, los árboles se llenan de hojas y el rubio(el sol) calienta con más fuerza. La naturaleza resurge con gran esplendor, los animales se emparejan, en los niños se percibe una alegría particular y los jóvenes dejan ver aquellos que ellos surge cuando comienzan a experimentar cortesjo y amor.


Los seres humanos formamos parte de la naturaleza por lo que esta es buena época para contagiarnos por el entorno y florecer y dar lo mejor de cada uno, igual que lo hace la naturaleza.


En la primavera, es tiempo para crear un huerto, salir a caminar, compartir con los niños en excursión, conocer nuestros pueblos y comunidades y sembrar en ellos el amor por su tierra, por lo que somos, hacer un picnic y disfrutar de cosas sencillas que hagan nacer en ellos la sensibilidad, la ternura, el respeto, la alegría, la pasión, el amor, la compasión, en fin, todas esas cualidades que debemos sembrar en nuestras futuras generaciones, si al país queremos retomar. Qué mejor tiempo que la primavera, para iniciar la construcción de un camino de paz y hermandad.


En la primavera abramos las ventanas y dejemos fluir la brisa primaveral, coloquemos flores y dejemos que la vida, entre en nuestro hogar.


1 visualización

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page