top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

“Esclavizaron a mi padre y colonizaron a mi madre”


Por: Prof. Luis Dómenech Sepúlveda


El título de esta columna lo he tomado prestado de las más recientes expresiones del atleta Ayden Owens-Delerme, joven de descendencia afro-boricua nacido en Pittsburgh de padre nigeriano y madre puertorriqueña. Como se recordará, este joven nos representó en el décalo olímpico en el pasado mundial de atletismo celebrado en Eugene, Oregón, durante el pasado verano convirtiéndose, para orgullo y honra de todos los puertorriqueños, en el cuarto mejor decalista del mundo. Dicho evento es, sin duda, el más exigente y agotador del atletismo moderno al cubrir diez (10) pruebas en dos días consecutivos de participación. Se trata de los atletas no tan solo más sacrificados, sino también los más versátiles y tolerantes del atletismo mundial.


Establecida nuestra premisa, en una entrevista realizada recientemente en Fayetteville, Arkansas, en torno al mes de la Herencia Hispana, nuestro decalista boricua reclamó, y cito: [“Deben surgir conversaciones sobre las realidades históricas de aquellos que sufrieron durante la fundación y el establecimiento de la nación estadounidense”].


Para nuestro beneplácito, con el mismo ímpetu que Delerme se desempeña en la pista, y con su gran sentido de consciencia social, el joven se expresó libremente en torno a sus opiniones sociopolíticas. No tuvo reparos en decir, y cito: [“Por el lado paterno fuimos esclavizados y por el lado materno fuimos colonizados. Algunos son americanos por ley natural o por elección, pero mis ancestros se hicieron americanos por la fuerza. Aquellos que más orgullos sientes por Estados Unidos son los anglosajones cuyos ancestros nos oprimieron y nos golpearon con látigos mientras le construíamos y habilitábamos su país para su disfrute y deleite. Ser latino, sin embargo, es para mi un orgullo, eso es lo que soy, esa es mi identidad, ser puertorriqueño. Soy uno de los muchos puertorriqueños que exhibimos con orgullo y sin timidez nuestras raíces boricuas”].


Conviene subrayar que el mes de la Herencia Hispana celebrada en Estados Unidos coincide con la celebración del 12 de octubre, día en que se conmemora la llegada de Cristóbal Colón y su tripulación a la isla denominada El Salvador (Bahamas) en 1492. A partir de entonces, y a pesar del saqueo y el brutal exterminio de miles de seres humanos a nombre de las monarquías, la Iglesia y el capitalismo europeo, los historiadores insistieron en llamarle “Descubrimiento de América” a esa barbarie histórica. Por supuesto, no puede llamarse descubrimiento cuando América ya estaba ocupada por Incas, Mayas, aztecas y las poblaciones originarias de Canadá y Estados Unidos. Para disfrazar tal ignominia, hoy se le llama ‘Día de la Raza’.


Después de todo, no es menos cierto que EEUU se ha convertido en el segundo país del mundo con la mayor cantidad de hispanohablantes (65 millones) incluyendo, por supuesto, los 5.7 millones de puertorriqueños. Esa hispanidad es solo superada por México con 130 millones de hispanohablantes.


¡Quién sabe si en el futuro los hispanos sean mayoría y conviertan a EEUU en el mayor país hispanohablante del mundo!

10 visualizaciones

Entradas recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page