• Editorial Semana

Escritora cagüeña denuncia desigualdad de las féminas


Por: José Javier Aponte-Parsi

Editorial Semana, Inc.


“La idea es de este libro, al igual que el primer volumen, que se publicó en 2015, es presentar a la juventud, en un lenguaje sencillo, la puertorriqueñidad de estas mujeres y los tiempos que vivieron, su línea de pensamiento, su labor como mujeres y todo lo que han hecho para ayudar al pueblo puertorriqueño”, indicó la autora en visita a Editorial Semana.


“He seleccionado una serie de mujeres resaltadas en los diferentes campos, las artes, civismo, política, educación deportes, religión y la lucha laboral. Para conseguir estas informaciones hemos acudido a entrevistas, testimonios escritos y archivos históricos que han resultado muy sorpresivos algunos. Mi intención es destacar esa esencia de sus vidas, cómo ellas sirvieron en el tiempo que vivieron”, explicó.


Entre las mujeres que seleccionó para incluir en este volumen se encuentran la artista cagüeña Vilma G. Holland, la defensora de los derehos de los confinados, la periodista Bruni Vélez, la deportista Carla Cortijo, la soprano Martina Arroyo, las actrices Alicia Moreda, Carmen Belén Richardson y Esther Sandoval, la cantante Carmita Jiménez, la despalilladora Casimira García Resto y mujeres activistas como Lillian López, Petra Santiago y Carmen Delgado Botaw.


“No estoy buscando aquellas mujeres de las que se ha escrito tanto sino más bien aquellas de las que nada se ha dicho o no se ha hablado lo suficiente. Voy a permitirme a mí misma el honor de representarlas en este ejemplar. He querido resaltar aquellas mujeres que se han destacado por defender la igualdad y los derechos humanos. Como escritora tengo que hacer hincapié a unos asuntos preocupantes en este momento que vivimos. Aunque estamos celebrando el Día Internacional de la Mujer y el Mes de la Historia de la Mujer, hay ciertos asuntos que persisten en Puerto Rico y a nivel mundial”, destacó la autora, quien dijo dijo seguir batallando el cáncer.


La también educadora, historiadora y socióloga enfatizó que las mujeres siguen siendo las mas pobres y vulnerables.


“De un 55% a 60% de los pobres del mundo son mujeres. El discrimen racial es otro asunto al que se ha tenido que enfrentar la mujer puertorriqueña. Hay que seguir denunciando y luchar por derribar esas barreras institucionales que siguen manteniendo a la mujer atrapada en ese círculo vicioso que yo llamo pobreza. La falta de acceso al empleo es institucional y muchas mujeres continúan enfrentando barreras a la hora de obtener recursos y continuar su educación. También me preocupa la condición de la salud de la mujer puertorriqueña, la falta de recursos de la salud para mujeres. Otro indicador es el discrimen sistemático en el campo laboral”, subrayó.


Según las Naciones Unidas, por término medio, las mujeres siguen ganando en todo el mundo un 23 % menos que los hombres en el mercado de trabajo por el mismo empleo, desigualdad que según la escritora se manifiesta en Puerto Rico.


“Eso es parte de la lucha por la igualdad que estas mujeres han asumido, al igual que la vulnerabilidad a la violencia domestica y la agresión sexual y la falta de poder y recursos para la mujer a la hora de obtener mas información sobre sus derechos y acabar esta violencia y este saqueo contra la mujer. Esos son problemas que quiero hablar mientras hablamos de la mujeres”, puntualizó.