• Editorial Semana

ESCUCHADO, “por ahí…


Por: Dr. Francisco Rivera Lizardi

riveralizardi@yahoo.com


Eso fue “la mula que tumbó a Genaro.” Por más que practico durante el día. No lo logro por las noches. Dormir… Practica más todos los días. “Chiste mongo”. A beber, que nadie es cabro. Echa ahí Tito, “que no se muere ná”. Que siga disfrutando con “su izquierda”. . Pá, encima que el juez “es caco”… Continuemos gozando que: El juez se las trae por la izquierda. A Dios rogando y donde las dan las toman. Mucho cuidadito. Darse “golpes en el pecho”. Va mucho a la iglesia. El que lo raspó que lo pinte. El que lo hace la paga. No por mucho madrugar amanece más temprano. A Dios rogando y con el mazo dando. Si se te enrosca la carreta en un lodazal, además de orar tienes que darle golpetazos a las ruedas para sacer la carreta del lodazal.


Se come hasta el pegao. Come de todo. Todo lo quiere. Más viejo que el andar al pie. Viejo es el viento y sopla. Ya tú no soplas. Las cabras siempre tiran pal monte. Atente a pan y no comas queso. No hay razón sin causa. De noche todos los gatos son negros. A volar que nadie es cabro. Haz bien y no mires a quién. Sabe más que las niguas. Es meas feo que un dolor de muelas. Más feo que volverlo a decir. De médico, poeta y loco todos tenemos un poco.


Al alimón juego entre dos niños que se turnan o intercambian. No es jugar al árbol de limón. A beber que nadie es cabro. A volar que el sol “cambea”. Rápido. El pájaro se conoce por la churretá. No hay domingo sin sol ni doncella sin amor. La mancha del plátano. Difícil de borrar. No hay quien la quite. Desde que se inventaron las excusas nadie queda mal, todos quedan bien. Está más “hendío” una tala e’tabaco. Mas jendío que una patilla. Si por mí llueve, que escampe. A mí que me registren. Nadie puede dar lo que no tiene.


Más “rajao” que la pata de un banco (banquillo). Mås jendío que el borracho del pueblo. Está jendío por la mitad. Huele a peje maruca, descompuesto. Suelto como gabete: a lo loco. Meter mano al trabajo. Que te gusta esa muchacha , pues mete mano (¡A conquistarla!) Lo que “tú quería”. Tuqueria es un montón de perros tucos.


Un tú a tú, lo cogió,por el cuello. No se quiere pa’ ná. “Deso” hay mucho de que hablar. Tú verás. Viejos, viejas y muchachos/as barrigones a los que se le quieren salir las tripas pa’ fuera. Gordos “a montón por chavo”. Obesidad.


Ortega y Gasset. En los años 40 los estudiantes cagüeños se reunían bajo “el palito de Caguas” a conversar mientras llegaba la hora del comienzo de clases. El palito era un árbol localizado en la plazoleta frente a la Torre de la Universidad: UPR, en la esquina superior derecha del rectángulo. Un día uno de los estudiantes comentaba que ya estaba “jarto” de Ortega y Gasset. Ortega y Gasset por aquí y Ortega y Gasset por allá. En la clase de Español, Ortega y Gasset por aquí Ortega y Gasset por allá. En la clase de Ciencias Sociales lo mismo. En la clase de Humanidades aparece de nuevo Ortega y Gasset. Las ganas que tengo es de coger a Ortega en un puño y a Ortega en el otro y aplastarlos con fuerza el uno con el otro para acabarlos.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png