• Editorial Semana

Esta Navidad diferente…


Por: Myrna L. Carrión Parrilla


Ya esta semana celebramos el día de Navidad. Es importante recordar, que esta fiesta que para los puertorriqueños es tan cultural es la conmemoración del Nacimiento de Jesucristo. Celebración de bases cristianas, lo que es importante recordar, para que la celebración de la misma la mantengamos enmarcada en su verdadero sentido.


Hay quien pueda decir que esta será un Navidad diferente, hay quien pueda decir que sin grandes y multitudinarias fiestas, no hay Navidad. Estos quizás no entiendan el verdadero sentido de la Navidad, pues en aquel humilde pesebre se dio un momento histórico y sin comparación, un evento que trascendió fronteras y creencias. De aquel gran evento celebramos su grandeza y la alegría que al mundo provocó, pero de nada valdría si en su celebración si nos envuelve el egoísmo de la celebración social y le damos más importancia a la fiesta y al vacilón y olvidamos el significado de la verdadera Navidad.


La verdadera Navidad, es la representación del amor, la alegría y la esperanza. De ahí, que si este año debemos hacer ajustes a su celebración, deben servirnos de guía en la planificación, el amor por nosotros y los demás, junto a la esperanza de que todo será mejor aunque un poco más de sacrificio tengamos que realizar.


Debemos recordar que la verdadera alegría no es la que dan los regalos, las cosas materiales, la fiesta, la comida o el ron, la verdadera alegría es la que surge desde nuestro corazón. Si algo este evento histórico a la humanidad nos dio, es aprender a mantener una llama encendida en nuestro interior para que en todo momento, especialmente en los más difíciles, brille en nosotros la esperanza, se mantenga la alegría y vivamos en amor.


La Navidad de este año nos invita a recordar que a José y a María debemos imitar, quienes en un humilde pesebre celebraron la grandeza del nacimiento del Niño Jesús.


Así que de igual modo, convirtamos nuestros hogares en un pesebre, para que igual que José y María, recibamos en familia, la alegría de aquel momento histórico y que Jesús Nazca en cada hogar. Valoremos el calor del hogar, demos gracias por lo que tenemos, porque estamos vivos y podemos compartir.


Si algo nos enseñó este año, es la importancia de la solidaridad, que lo que aquí hacemos impactará a muchos más allá, que debemos ser cada vez más responsables y que sin empatía, muy poco podremos celebrar.


Que esta Navidad la celebremos con todo aquello que hemos aprendido, dando gracias por lo que hemos ganado y por lo que hemos perdido. Celebremos la Navidad, mirando de frente al vecino, saludando al desconocido, pero sobretodo valorando y cuidando a los nuestros y a los demás, con mascarilla y distanciamiento, pero con más afecto, pues debemos valorar estar vivos y haber aprendido, nuevas cosas.


Que esta Navidad diferente la celebremos como en un anuncio televisivo nos dice Fabiola Méndez, una talentosa y querida exalumna, con su cuatro bien afinao… Esta Navidad diferente, celebremos lo que nos une, tradición, música, esperanza y la alegría que esté presente.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png