• Editorial Semana

Famoso nacimiento del doctor Francisco del Río en Morovis se iluminará este viernes


Por: Pedro Bosque-Pérez | CyberNews


El famoso nacimiento del doctor Francisco del Río Ferrer, en Morovis, una tradición navideña con décadas de presentaciones en la parte posterior de su consultorio médico en la Calle Progreso, contiguo a la plaza pública Juan Evangelista Rivera, inicia su temporada 2020 este viernes, 27 de noviembre a las 6:00 de la tarde.


El evento inicia con una presentación virtual a transmitirse en varias cuentas por Facebook: Municipio de Morovis Oficial, Francisco del Río o El Nacimiento de Morovis.


Este año 2020 el evento será dedicado a Fray Luis Francisco Gonzalez Rivera, padre franciscano de la Parroquia San Francisco de Asís del Viejo San Juan. “Su amor y dedicación a esta tradición le hacer merecedor de esta dedicatoria”, destacó del Río Ferrer.


“Vamos a continuar la tradición siguiendo las recomendaciones relacionadas a la pandemia por el Covid-19 y no tendremos la actividad presencial de todos los años, pero sí contaremos con la bendición de nuestro párroco, el mensaje de la alcaldesa Carmen Maldonado González y de este servidor”, detalló el galeno en una declaración escrita.


Por su parte, la alcaldesa Maldonado añadió que “el nacimiento de Morovis es único en el mundo porque está formado por varios escenarios que recuerdan el nacimiento del Niño Dios, en sus variantes tradicionales y uno dedicado exclusivamente a la Navidad puertorriqueña de los años ’40, con figuras típicas de Morovis, incluyendo al recordado Padre Tomás Sorolla, entre otros personajes, incluyendo una hermosa estampa que hace referencia a una mujer puertorriqueña embarazada, quien en compañía de su esposo, andan buscando albergue por los barrios de Morovis, para descansar y dar a luz a su criatura”.


En dicho nacimiento también se destacan detalles como un antiguo rancho de secar tabaco, puestos de frutas y detalles de la época. Los visitantes buscan además una pieza única que representa al destacado cuatrista Don Iluminado Dávila, que aún superando sus 101 años de edad, genera música con sus manos. Además, hay otro nacimiento creado exclusivamente con piezas napolitanas, en la más pura expresión europea de los nacinientos.


Con esta iniciativa y el esfuerzo de casi un año de trabajo, la iniciativa del doctor del Río Ferrer ha convertido a la localidad como ‘Morovis Pueblo de Nacimientos’, creando un atractivo para recibir visitas de todo el mundo. “El año pasado fuimos unos de los principales destinos de las familias puertorriqueñas cuando querían visitar algún lugar con verdadero sentido de Navidad y todos quedaron asombrados”, añadió el médico, quien recluta a destacados escultores en España para crear las piezas que son únicas en su diseño y calidad estética.


El nacimiento de Morovis estará expuesto hasta después del Día de Reyes, y se ilumina al atardecer mediante un sistema computadorizado que armoniza con cada pieza de los tres nacimientos, que superan las 2,000 piezas.


La devoción del médico comenzó cuando él era niño y crecía en el pueblito de Valdemoro, en Madrid, España, pues su papá puertorriqueño viajó a España a estudiar medicina y allá conoció y se casó con su mamá española, una enfermera muy querida en Morovis, quien también figura en uno de los nacimientos.


El concepto del belenismo o construcción de belenes, también llamados nacimientos, pesebres o portales, es una tradición de gran arraigo en países de tradición católica como España, Portugal, Italia y América Latina, donde se hace referencia a los diversos tipos y modelos de representación plástica del nacimiento de Jesucristo.


La primera celebración navideña en la que se montó un belén para la conmemoración del nacimiento de Jesucristo fue en la Nochebuena de 1223, realizado por San Francisco de Asís, en una cueva próxima a la ermita de Greccio en Italia.