• Editorial Semana

Gobernadora impone límite a venta de bebidas alcohólicas, cierra playas, gimnasios y casinos


Por: Antonio Luis Negrón Cruz | CyberNews


La gobernadora Wanda Vázquez Garced prohibió este miércoles, la venta de bebidas alcohólicas desde las 7:00 de la noche y ordenó el cierre de playas, gimnasios y casinos ante el aumento de casos de coronavirus (COVID-19) en Puerto Rico.


“Hemos tomado unas determinaciones para beneficio de nuestro pueblo. Lo hicimos en marzo en un momento crítico donde este virus se desarrollaba en el mundo entero. Pudimos salvar la vida y la salud de muchos puertorriqueños”, dijo Vázquez Garced durante su mensaje.


“El COVID no se ha ido, está con nosotros y está conviviendo con nuestros ciudadanos. Tenemos que poner nuestro esfuerzo. Es una responsabilidad individual”, añadió.


La nueva orden ejecutiva entrará en vigor este viernes, 17 de julio de 2020 y estará vigente hasta el 31 de julio de 2020.


Vázquez Garced mantuvo el toque de queda de 10:00 de la noche a 5:00 de la mañana.


Explicó que a partir de las 7:00 de la noche, se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas en todos los comercios y estipendios de bebidas.


“No se permitirá la operación de venta de bebidas alcohólicas tales como barras y chinchorros. En ninguna circunstancia se permitirá la aglomeración de personas fuera de los establecimientos autorizados”, explicó la mandataria.


Asimismo, la gobernadora informó que limitará las filas en los comercios autorizados.


Mencionó que aquellos negocios que vendan alimentos o mercancía para recoger deberán esperar en sus vehículos y sin filas.


Por otro lado, no se permitirán actividades competitivas de ninguna índole, profesional o no profesional.


El uso de playas para recreación y socialización quedará prohibido bajo la nueva orden ejecutiva.


“Las playas y balnearios no estarán abiertos para bañistas con el propósito de tomar sol, socialización ni agrupamiento”, describió la gobernadora.


“Se permitirá el uso limitado de las playas con mascarillas, tomando el distanciamiento físico, solo para corredores, caminantes, surfistas, “paddle board”, deportistas de vela, remo y buceo”, añadió.


No se permitirá el uso de neveritas y sillas de playa. Tampoco se permitirá el uso de áreas comunes como piscinas y barras. Las hospederías y paradores que tengan acceso a playas y balnearios tendrán que regirse a la orden ejecutiva.


Se cerrarán las 24 horas los bares, discotecas, cines, salas de concierto, salones de juego, casinos, teatros, parques de atracciones y gimnasios.


Además, se prohíben las visitas a centros de cuido de adultos mayores e instituciones carcelarias.


Las actividades familiares se limitarán a los que vivan bajo el mismo techo.


“Hemos tenido conocimiento de brotes de familiares. Vamos a limitar este tipo de actividades para limitar los contagios”, detalló.


Se cerrarán las marinas y el uso de botes y motoras acuáticas.


La gobernadora ordenó a los vigilantes de Recursos Naturales y la Policía a intervenir con los que desembarquen.


Los viajes del servicio de transporte marítimo se limitarán a los residentes.


Además, los restaurantes volverán a recibir clientela a un 50 por ciento de la capacidad de sus establecimientos.


Por otro lado, Vázquez Garced mencionó que destinó unos 100 millones de dólares para uso de asistencia a los Centros de Diagnóstico y Tratamiento (CDT’s), programas de trabajo remotos, entre otros.


Los vuelos continuarán llegando únicamente al Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (AILMM). Además, solicitó a la Agencia Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) para limitar los vuelos entre Florida y Texas.


Vázquez Garced informó sobre la contratación de personal en el Departamento de Salud para asistir a los viajeros en el aeropuerto.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png