• Editorial Semana

Guardia Nacional de Puerto Rico recibe una asignación millonaria de fondos para obra permanente


Por: Pedro Bosque-Pérez | CyberNews


La Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR) recibió cerca de 12.7 millones de dólares por parte de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), para ocho proyectos de reparaciones permanentes en varias instalaciones, que incluyen su sede y distintos centros de adiestramiento.


Entre los trabajos se encuentran mejoras para las plantas físicas en Aibonito, Arecibo, Ceiba, Mayagüez, Ponce, San Juan, Utuado y Vega Baja. Las obras alcanzan reparaciones como el remplazo de pisos y paredes, así como aspectos técnicos como los sistemas de cablería y transformadores. De igual manera, se remplazarán los desagües del techo y la torre de comunicación en su estructura ubicada en Puerta de Tierra, en San Juan, se informó este miércoles en una comunicación escrita.


“Estos fondos ayudarán a mantener el alto estándar de servicio que nos brinda la Guardia Nacional en momentos de emergencias. Al tener estructuras fortalecidas ayudamos a que la recuperación en Puerto Rico siga avanzando a lo largo de los distintos desastres que estos valientes hombres y mujeres apoyan actualmente”, señaló el Coordinador Federal de Recuperación de Desastres para Puerto Rico, José G. Baquero.


La Guardia Nacional cuenta con alrededor de 8,000 ciudadanos-soldados y aviadores, y sobre 600 empleados civiles. Sus unidades de Ingeniería, Purificación de Agua, Transportación, Aviación, Comunicaciones, Policía Militar, Unidades Médicas, Equipo de Apoyo Civil, Bomberos y Destacamento de Lanchas se activan de una forma u otra durante emergencias.


“Esta obligación es una noticia extraordinaria para toda la Guardia Nacional y el pueblo de Puerto Rico. El huracán María afectó nuestra infraestructura como ningún otro fenómeno atmosférico lo había hecho antes. Aunque hicimos los ajustes necesarios para minimizar el impacto, estos fondos constituyen un paso más en la normalización de nuestras operaciones a través de la Isla”, dijo el ayudante general de la Guardia Nacional de Puerto Rico, general de división José J. Reyes.


De igual manera, Reyes mencionó que el impacto de estos fondos redundará en beneficio para las comunidades aledañas. El habilitar estas estructuras permitirá a las unidades llevar a cabo sus adiestramientos con más eficiencia y ayudará a mantener el valor de las propiedades cercanas.


Las instalaciones de Puerta de Tierra en San Juan constan de edificios históricos que se construyeron entre 1930 y 1956, y además están localizados en una zona arqueológicamente sensible considerada hábitat crítico de algunas especies en peligro de extinción. Los trabajos cumplirán con los criterios del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS, por sus siglas en inglés) y las demás leyes y reglamentos que aplican a este tipo de zonas. De igual forma, debido al carácter histórico de las estructuras, las reparaciones se regirán por las debidas normas estatales y federales al igual que con el aval del Programa de Monumentos Históricos Nacionales.


De esta asignación, sobre 915,800 dólares están destinados a medidas de mitigación de riesgos para prevenir daños similares en el futuro. Algunas de estas medidas incluyen reforzar los canales de desagüe, instalar paneles fijos en las ventanas y sustituir ventanas y puertas por otras resistentes a impactos y vientos.


Por su parte, el ingeniero Manuel A. Laboy Rivera, director ejecutivo de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia de Puerto Rico (COR3, por sus siglas en inglés), indicó que la Guardia Nacional de Puerto Rico es parte importante de nuestra estructura de ley y orden. “Esta actúa en momentos de emergencias y desastres naturales para salvaguardar la vida y propiedad de los puertorriqueños. A través de esta asignación de fondos por parte de FEMA, se establecerán estructuras resilientes para proveer ayudas y servicios a los ciudadanos de manera efectiva y segura. En el COR3 reconocemos la urgencia de estas obras y seremos facilitadores en el proceso de reconstrucción”, expresó.