top of page
Buscar
  • Editorial Semana

Hostos y los derechos de la mujer


Por: Prof. Luis Dómenech Sepúlveda


Eugenio María de Hostos ha sido, sin duda, uno de los pensadores puertorriqueños de mayor impacto y trascendencia internacional de todos los tiempos. Su vida y obra a sido ampliamente documentada y divulgada en España, Chile, Perú, Venezuela, Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, Estados Unidos y otros países. No obstante, en ocasión de su Natalicio 184 (11 de enero de 2023), quiero enfatizar en su solidaridad con la educación y los derechos de la mujer durante el Siglo 19 convirtiéndose, de paso, en el máximo defensor de la igualdad humana en nuestra América del Siglo 19.


Mientras estudiaba en Madrid, Hostos fue influenciado por el pensamiento Positivista propulsado originalmente por el francés, Augusto Comte y sus discípulos Stuart, Spencer y el español Concepción Arenal. Dicha filosofía ocupaba un punto medio entre el materialismo de Marx y Engels y el Idealismo de Kant y Fichte. De ahí su inclinación por la promoción de la educación científica y los derechos de la mujer al entender que las mujeres, aunque biológicamente distintas, eran igualmente intelectuales y racionales como el hombre. De ese modo, Hostos resultó ser más adelantado y progresista que los propios autores del positivismo que, aunque reconocían el intelecto de las mujeres, entendían que su educación debía limitarse a la religión y asuntos domésticos, pero no para ocupar puestos públicos.


Por su parte, Hostos creía en la emancipación total de la mujer cuya formación educativa debería incluir ciencias naturales, sociales, humanidades, matemáticas, geografía, entre otras materias. De ese modo, en 1873, Hostos elaboró cinco ensayos sobre la educación científica de la mujer de los cuales, ofreció tres conferencias en la Academia de Bellas Letras de Chile. Posteriormente, en 1881, Hostos ofreció sus otras dos conferencias en Santo Domingo bajo el título de “Una Escuela Normal para Niñas” y La Educación de la Mujer”. Recuérdese que Hostos había fundado la Escuela Normal de Pedagogía en la República Dominicana en 1880.


La profesora Norma Valle (UPR), sostiene que Hostos se inspiró en las siguientes ideas en pro de la educación científica y los derechos de la mujer: (1) aunque biológicamente distinta, la mujer es un ser igualmente inteligente y racional que el hombre y como tal, es educable y debe tener iguales derechos. (2) La educación de las mujeres debe ser amplia y no limitada al estudio religioso y labores domésticos. (3) El matrimonio no debe ser la única profesión o carrera de la mujer, éstas deben ocupar otras profesiones importantes. (4) Tanto el gobierno como la sociedad funciona de forma ineficaz sin la participación de las mujeres. (5) La paternidad es una responsabilidad de tanta envergadura como la maternidad y como tal, debe compartirse y ejercitarse a base del buen ejemplo y, (6) En la práctica, las mujeres deben ser maestras en el hogar, en la escuela y en la sociedad.


Recordemos igualmente que Hostos fue reconocido por la UNESCO entre los 50 educadores más importantes e influyentes de todos los tiempos.


¡Hostos vive!

1 visualización

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page