• Editorial Semana

Inmuebles de valor histórico o arquitectónico IV


Por: Juan David Hernández León, PhD c.

profjuandahernandezasoc@gmail.com


Cotinuamos nuestra serie de artículos sobre Inmuebles de valor histórico o arquitectónico en Caguas. En las pasadas columnas hemos enfatizado en varios edificios que han marcado un hito en nuestra historia. La cultura, la salud y la educación de nuestra gente, fue fomentada dentro de las paredes de estos inmuebles. La belleza arquitectónica de ellos pasa inadvertida por parte de la mayoría de las personas residentes. Es mi pensar que los mismos demuestran la importancia del desarrollo de la historia cultural, política, administrativa y educativa de distintas generaciones. Nos demuestran en qué priorizaron los gobiernos y cómo demostraron su poder la clase dominante en la ciudad, además de cuál fue el estilo dominante en los distintos periodos.


En la esquina de las calles Luis Muñoz Rivera y Celis Aguilera existieron cuatro inmuebles que aunque se mantienen las estructuras la utilización de éstos, no es la original. La transformación económica y los intereses de los dueños de las estructuras cambiaron con los mismos. Vamos a mencionar al colmado Bonilla, el cual se transformó en la Farmacia Claudio Cartagena y posteriormente fue parte de las oficinas administrativas de la antigua Clínica San Rafael. Al frente se encontraba el legendario “Hotel Toro de Las Pampas”. En este edificio se utilizaba la primera planta como restaurante y repostería (famosa por su pan de mallorca) y el segundo era una casa de hospedaje y la vivienda del dueño. El mismo era un lugar para pernoctar los viajantes entre el Sur y la capital. Debemos mencionar que su dueño era Don Julio Sánchez, cuyo retrato se encontraba en el vestíbulo de la Gran Logia Odfélica de Caguas, de la que era miembro, como representación de sus bondades como individuo y como odfelo. Al cruzar la calle estaba el establecimiento Norte América de Juanito Varela.

Este comercio se utilizaba para venta de telas y botones, cremalleras y otros utensilios de confección de ropa. En la otra esquina de construcción mucho más moderna se encontraba la oficina del oftalmólogo Dr. Emigdio Buonomo, quien fuera el dueño del equipo de Caguas del beisbol profesional y un excelente galeno.


En la parte Oeste de la calle Luis Muñoz Rivera se encontraba la casa de la familia Mangual Higueras, de Don Manuel Mangual y Doña Amalia Higueras. En la primera planta existía un garaje de piezas de autos y en la segunda vivía la familia. Doña Amalia era la Directora escolar municipal y tesorera del Partido Liberal, sin que la mujer aún tuviera derecho al voto.

El valor arquitectónico del inmueble es de un gusto bien refinado ya que los balcones del segundo piso son de una diseño poco común, el cual denotaba la capacidad económica de la familia. Doña Amalia también fue Presidenta de las damas egresadas de la Universidad de Puerto Rico y de la Liga de Mujeres Votantes. Como un hecho digno de destacar debemos mencionar que la Señora Amalia H. Mangual fue la que conjuntamente con el alcalde, Don Julio Aldrich, detuvieron la posible masacre de nacionalista en el 1937 en Caguas.


En la parte Oeste de la calle Luis Muñoz Rivera , ya frente a la Plaza Santiago R. Palmer se encontraba el Banco Territorial y Agrícola de Caguas. En el 1936 sus activos fueron adquiridos por parte del Banco Popular de Puerto Rico y desde ese momento histórico adquiere su actual nombre. Ahora bien, debemos mencionar que no son pocos los que sostienen que el Banco Popular y el Banco Territorial “ lo único que cambió fue el nombre ya que la presidencia y la junta de directores se quedó prácticamente intacta”. . . Continuaremos

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png