• Editorial Semana

Karelys Díaz no deja de luchar


Karelys ganó una medalla de plata en los Centroamericanos de 2018.

Por: Editorial Semana


Después de un 2019 lleno de actividad deportiva, la gimnasta cagüeña Karelys Díaz, medallista de plata en los ejercicios de piso de la gimnasia artística de los Juegos Centroamericanos de Barranquilla en 2018, venía inspirada a tener un gran 2020.


Primeramente, la atleta, que actualmente cuenta con 20 años de edad, venía de registrar en 2019 buenas actuaciones en los Juegos Panamericanos de Lima, así como en al Copa el Mundo celebrada en Portugal en septiembre y en el Mundial de Alemania celebrado en octubre.


“En los Panamericanos llegué a las finales en ‘All Around’”, dijo, “y en Portugal llegué a cuatro finales, incluyendo un cuarto lugar en la viga en el que quedé a 0.04 puntos de lograr la medalla de bronce”.


“Y en Alemania estuve bien, aunque una caída me costó mucho”, dijo.


El Mundial era clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio que iban a celebrarse este año y que, debido a la pandemia del coronavirus, fueron aplazados hasta el año que viene.


“Para esta época (mayo) debía estarse celebrando en Utah un torneo que iba a ser el último clasificatorio para las Olimpiadas, pero por la pandemia lo aplazaron también para el próximo año”, explicó Karelys.


De hecho, después de terminar el pasado 4 de octubre su participación en el Mundial de Alemania, Karelys, campeona nacional en ‘all around’ en 2018 y 2019, no ha vuelto a participar en una competencia.


Y las perspectivas de volver a hacerlo este año parecen ser muy escasas.


“Por lo menos ya la Federación eliminó todos los viajes del equipo nacional”, dijo. “Los campeonatos nacionales iban a ser el 25 de abril y también se cancelaron, pero no se sabe si los van a hacer más tarde o si se cancelaron hasta el año que viene”.


En medio de esta situación, Karelys, quien reside en Río Cañas con sus padres y sus dos hermanas de 14 y 16 años -también gimnastas-, trata de sobrevivir la pandemia y el toque de queda a su manera.


Por un lado, la atleta, que se inició en la gimnasia en el Club Gimnástico Criollo de Caguas desde los cinco hasta los 10 años antes de pasar al club de la Federación, está terminando ‘online’ el primer semestre de sus estudios en Huertas College, después de haber completado tres años en la UPR de Río Piedras en busca de un grado en administración de empresas.


“Me cambié para hacer una carrera corta porque en la UPR tuve problemas por los viajes que tenía que hacer”, dijo, “y el semestre pasado me mantuve sin estudiar para concentrarme en la gimnasia”.


“Pero después de terminar un curso corto para conseguir una licencia como entrenadora física, pienso seguir estudiando otros dos años terapia física”.


Entretanto, como tantos otros atletas, Karelys trata de hacer lo posible por mantenerse en condiciones, pero admitió que “estoy bastante desanimada”.


Junto a sus hermanas, su trabajo físico se limita a hacer ejercicios dentro de su casa “y en un parquecito que hay cerca”, pero, obviamente, no hay nada del ejercitamiento típico de la gimnasia, “porque no tengo los aparatos”.


Pero a veces se mantiene en contacto por zoom con los demás miembros del equipo y con la ‘coach’ de gimnasia artística, Maniliz Segarra, quien se comunica con ella y le da instrucciones para los ejercitamientos que debe hacer.


“Es importante mantenerme en buenas condiciones, porque sé que luego el esfuerzo va a ser muy costoso cuando se pueda entrenar de nuevo, y vamos a necesitar un mes de recuperación”.


“Es importante la salud de cada uno y de nuestras familias”, dijo.


“La mejor opción para todos es quedarnos en casa en la compañía de nuestros seres queridos para estar más unidos que nunca”.


“Esta pandemia afecta rápido a la humanidad y queremos evitar que se siga propagando, por el bien de todos”.


Lea más sobre este artículo en nuestra edición número 2967...

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png