• Editorial Semana

La escuela ante la nueva realidad


Por: Myrna L. Carrión Parrilla


Ya casi termina el primer trimestre del curso escolar y aún no hay certeza de fecha en la que los estudiantes regresen a sus escuelas presencialmente. Son muchas las consideraciones que el asunto de la pandemia ha requerido de todos, toma de decisiones, establecer prioridades y poner a correr nuestra creatividad al máximo, han sido parte de estas. Hemos estado enfrentando consideraciones como economía o salud, bienestar o necesidad, trabajo o educación, relaciones humanas o riesgo, entre otras.


Todas consideraciones que sin duda han elevado a muchos sus niveles de stress y que en muchos casos confunden, inquietan y hasta no nos dejan ver con claridad el camino a seguir. Principios y prioridades se entremezclan y nos hacen dudar. Especialmente cuando consideramos que queremos estar bien, pero no hay dinero ni recursos para sobrevivir. De ahí que todo tiene su límite y es en ese momento cuando todos debemos cooperar, ser comprensivos y sensibles cuando opinamos sobre esto pues cada realidad es individual.


El gobierno desde su parte enfrenta momentos de grandes decisiones y llevar un mensaje que redunde en la acción positiva de todos es uno de sus mayores retos. No obstante, ha llegado el momento de entender que cada uno debe poner su granito, esto, es lo único que lograra que todos o una gran mayoría estemos bien y continuemos con nuestra vida dentro de una nueva realidad. Dice la arquitecta Diana Luna “ La solución no es el aislamiento social total, sino la organización y la vida social a pequeña escala. Tenemos que enfatizar en que sea a pequeña escala, pero que la disfrutemos, que no sea penalizadora.”


De la educación por otra parte, hay que entender que regresar a ella con las rutinas que conocíamos, por un buen tiempo será casi imposible. Tuve la oportunidad en los pasados días de leer una reflexión del distinguido educador cagüeño el Dr. Félix Rodríguez a la que llamó “La educación en tiempos de pandemia” y en la que nos hace reconocer que aquella educación que conocíamos, aquellos pasillos llenos de estudiantes y niños jugando en los corredores, columpios y áreas de juegos, por buen tiempo, no los volveremos a ver. Las presentaciones artísticas, la tradicional actividad de Navidad con sus vestuarios de pastores entre otros y abuelos, padrinos y vecinos llegando a verlos actuar y hasta el cotidiano compartir entre todos los compañeros en el comedor, ya no será igual.


Ahora las reuniones y presentaciones serán virtuales si queremos que todos puedan participar, las limitaciones relacionadas a facilidades, cantidad de personas y medidas de prevención entre otras, harán de este año escolar uno muy diferente. Será un año en el que maestros y directores necesitarán de superar el impacto que les produjo personalmente, toda esta nueva realidad y retomar sus talentos, conocimientos y creatividad, para lograr hacer de esta experiencia 2020-2021 una que deje huellas positivas e inolvidables en nuestros estudiantes. El maestro siempre ha hecho la diferencia y la historia se los reconocerá.


Repensar las escuelas, sus espacios, actividades, rediseñar la participación de nuestros niños y jóvenes, es ahora nuestra nueva realidad. Que los estudiantes no pierdan sus celebraciones, que sus talentos los puedan mostrar y familiares y amigos los puedan disfrutar y más aún prepararnos para en algún momento recibirlos, debe ser parte de lo que nos ocupe y en lo que todos debemos enfocar. Que el miedo no nos arrope y mucho menos lo transmitamos, a los que unos años serán, los que sin miedo tengan, que a este país liderar.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png