• Editorial Semana

La “hoja de vida” de la gobernadora



Por: Jesús Santa Rodríguez


Un nuevo escándalo de inmensas proporciones toca al nuestro pueblo, otra vez por vía de La Fortaleza. Sorpresivamente, la tarde del viernes la gobernadora Wanda Vázquez pidió la renuncia a Dennise Longo Quiñones, secretaria de Justicia que ella misma había nombrado hacía once meses. ¿Por qué querría destituir a una funcionaria de su confianza? La respuesta supera la ficción: ese mismo día, Longo Quiñones había enviado seis referidos a la Oficina del Fiscal Especial Independiente (FEI), dos de ellos presuntamente para investigar a Vázquez por el manejo de suministros federales hallados en Ponce tras los terremotos del sur.


Tres días después, en una conferencia de prensa la gobernadora justifica el despido, aduciendo que la ex secretaria debió inhibirse en torno a investigaciones relacionadas con el Departamento de Salud mientras su madre fungió como funcionaria de esa dependencia. Surgen varias contradicciones: las indagaciones a las que se refiere no las realizaba la misma secretaria, sino una división del Departamento, desde septiembre de 2019.


Llama la atención que el mismo momento en que llegaron los documentos al FEI fuera despedida. Vázquez alegó que desconocía que esta los había radicado. Para colmo, admitió que no había referido a la ex secretaria a la Oficina de Ética por el supuesto conflicto ético. ¿Por qué no lo hizo antes?


Falta confirmar la versión de la nueva secretaria de Justicia, Wandymar Burgos, quien alegadamente ordenó detener la radicación de los referidos al FEI para supuestamente evaluarlos, acto muy sospechoso, y conocer de quién vino esa orden.


Dentro del marco de este escándalo, surge el testimonio del ex director de la Oficina para el Manejo de Emergencias Estatal, Carlos Acevedo, quien afirmó que el ahora Secretario de Estado, Elmer Román, le había ordenado deshacerse de los suministros hallados en Ponce. Román sería el sustituto de la gobernadora de esta verse precisada a abandonar su cargo.


Sobre Wanda Vázquez puede decirse que como Procuradora de las Mujeres, secretaria de Justicia y ahora como gobernadora, ha amapuchado decenas de investigaciones por conveniencia o vendetta, como no examinar formalmente los vagones con suministros hallados en la Comisión Estatal de Elecciones que luego aparecieron en la finca de un allegado a su partido, el vil chat de Whatsapp, el alegado acoso sexual de un director de Turismo contra una empleada, las muertes tras María y su actitud desalmada sobre los vagones repletos de muertos en el Instituto de Ciencias Forenses, las imputaciones contra el alcalde Héctor O´Neill, el traqueteo con los suministros hallados en el almacén de Ponce y la complicidad del silencio sobre las imputaciones contra su esposo, juez del Tribunal Superior, con el alegado quid pro quo donde media el intercambio de un automóvil de lujo que recibiera de un concesionario sin acuerdo de pago. Así mismo, se hizo de la vista larga con investigaciones bajo su cargo, como fue el caso de la niña Alma Yariela.


Las actuaciones de Wanda Vázquez obligan a la Legislatura a iniciar una investigación profunda de sus actuaciones.


La llamada “hoja de vida” de Wanda Vázquez, amapuchando investigaciones o radicando casos por venganza, como este contra su ex secretaria de Justicia, es prueba irrefutable del carácter de este personaje peligroso para nuestra democracia y nuestro país.


Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png