• Editorial Semana

La juventud como inversión de desarrollo económico


Por: Charlie Delgado Altieri

Candidato PPD a la gobernación


Por años, la percepción en el país ha sido, utilizar a la juventud como balón político. Se trae el tema cada cuatro años, se escuchan sus inquietudes y necesidades para luego prometerles cosas que quedan en promesas inconclusas. Lo cierto es que la eliminación de las empresas manufactureras 936 y el subdesarrollo de una economía del conocimiento para sustituirlas desataron la fuga de talento joven de la isla.


La segunda transformación a la que aspiro va dirigida precisamente a convertir los sueños de nuestros jóvenes en una realidad. Basta ya de que tengamos que ver a nuestros hijos, nietos, vecinos y amigos partir en busca de una mejor calidad de vida. Como gobernador quiero garantizar nuestra transformación agrícola para tener una seguridad alimentaria y brindar nuevas oportunidades de empresarismo a esta nueva generación de emprendedores, transformar la Salud para que los cerca de 300 mil puertorriqueños que no tienen acceso un plan médico lo tengan, la gran mayoría de estos son familias jóvenes que no pueden costear su plan privado. Retomar las calles y los espacios públicos garantizando respeto entre todos son elementos indispensables para una transformación en la manera de fortalecer nuestra seguridad.


Para garantizar que nuestros jóvenes sigan siendo nuestro más valioso recurso, tenemos la obligación de invertir en ellos como pilar esencial de desarrollo económico. Esta inversión tiene que comenzar desde su educación primaria, reforzándoles la ética y los valores e impartiendo en ellos conocimientos básicos esenciales como la administración financiera y el empresarismo, entre otros. A nivel universitario, tenemos que garantizarles una Universidad de Puerto Rico sólida y de vanguardia. Por eso le asignaré a la Universidad un presupuesto en función del Producto Nacional Bruto (PNB) que comenzará con una asignación de 1.05% del PNB para el año fiscal 2021-2022 hasta alcanzar el 1.38% en cuatro años. Es fundamental darles un giro a los recintos de la UPR enfocándolos en ser custodios del conocimiento de nuestro país y polos de desarrollo económico de la región en donde se encuentran sus once recintos.


Otras iniciativas que estaré implantando son el Proyecto 3i (innovación-investigación-inteligencia) para el fomento de la educación en Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM) desde grados primarios hasta el nivel universitario; el nuevo Centro de Inteligencia Artificial y Robótica; la creación de las Zonas de Desarrollo Económico en las distintas regiones de la isla, así como Zonas Libres de Impuestos para Jóvenes Empresarios y el programa Agro Futuro 2030, junto con el Colegio de Ciencias Agrícolas del RUM para aumentar la seguridad alimentaria del país en un período de 10 años.


Es hora de que nuestros jóvenes vuelvan a mirar a su país como la tierra de las oportunidades. Tengamos la voluntad para dejar atrás la vieja política, desenmascarar el populismo y poner el desarrollo económico de Puerto Rico primero, para que nuestros jóvenes se queden en nuestra patria.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png