• Editorial Semana

La misma


Por: Myrna L. Carrión Parrilla


Los medios de comunicación nos han reseñado, los muchos tropiezos que los ciudadanos han enfrentado para poder recibir las ayudas que, a través del Departamento del Trabajo, el gobierno federal asignó a Puerto Rico, para de algún modo ayudar a los puertorriqueños a manejar el impacto económico, que dejó como consecuencia la orden de cierre por razón de la pandemia. Millones de dólares se han asignado.


Largas filas y servi-carros no han sido suficientes, para lograr dejar ver, que se logró poner a correr ese dinero. Reclamos de que hay normas con las que hay que cumplir, planteamientos de que hacía falta tecnología y culpas a un suplidor de servicios tecnológicos, fueron varias de las excusas que se daban para justificar por qué el proceso no corría y aún con millones de dólares en la arcas del gobierno, el pueblo sin dinero se veía.


Lea más sobre este artículo en nuestro número de hoy...

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png