• Editorial Semana

La obesidad: un problema de salud en la población puertorriqueña

Por: Rosemarie Bernabé Rivera- Educadora en Salud Pública

Lorena Ortiz García

Nutricionista-Dietista


El problema de obesidad es altamente preocupante entre la población puertorriqueña. Es una condición que puede afectar a niños, jóvenes y adultos en la cual la persona presenta una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.


En algunas personas, su causa principal es consumir más calorías de las que puede quemar. Otras incluyen: Herencia, si alguien en la familia es obeso; edad, el peso aumenta al no poder quemar calorías con la misma rapidez; y sexo, los hombres queman más energía en reposo que las mujeres. Por eso necesitan más calorías para mantener su peso corporal. Las mujeres aumentan de peso después de la menopausia.


A estas se suman: hábitos alimentarios, consumo de alimentos altos en grasa, sal y azúcares; falta de actividad física, personas que comen mucho sin hacer ejercicio tienen más probabilidad de ser obesas; y embarazo, algunas mujeres pueden aumentar 20 libras o más durante el embarazo.


Asimismo: obesidad infantil, los niños obesos tienen mayores probabilidades de ser obesos en la adultez; enfermedades como hipotiroidismo, la depresión y algunas enfermedades cerebrales poco comunes, y medicamentos como corticoesteroides y algunos antidepresivos.



¿Cómo se diagnostica?


• Revisión del historial médico y familiar–Historial de peso, hábitos de ejercicio, patrones de alimentación, otras enfermedades que pueda tener, medicamentos y niveles de estrés, entre otros.

• Examen físico – Medir su estatura y peso, verificar signos vitales (frecuencia cardíaca, presión arterial y temperatura, escuchar el corazón y los pulmones) y examinar el abdomen.

• Cálculo del Índice de Masa Corporal (IMC)– El IMC es la relación entre el peso y estatura de una persona. El médico puede determinar si una persona es obesa cuando su IMC es de 30 o más.

• Medir la circunferencia de la cintura– La grasa almacenada alrededor de la cintura (grasa visceral o abdominal) podría aumentar su riesgo de contraer enfermedades como diabetes o enfermedad cardíaca. Usted se encuentra a riesgo si es hombre con cintura mayor de 40 pulgadas o mujer no embarazada con medida mayor de 35 pulgadas.


Las complicaciones de la obesidad incluyen: niveles altos de LDL (colesterol malo) y triglicéridos, reducción de los niveles de HDL (colesterol bueno), cardiopatía coronaria (estrechez o bloqueo de los vasos sanguíneos que llevan sangre al corazón) y diabetes tipo 2. Además: cáncer (endometrio, mama y colon); presión arterial alta (hipertensión); Accidente cerebrovascular y enfermedades del hígado y la vesícula.


Igualmente: aumento en riesgos de asma en adultos, otros problemas respiratorios y apnea del sueño; así como problemas ginecológicos (menstruación irregular o infertilidad). Si usted está obeso, bajar por lo menos de 5% a 10% de su peso corporal puede retrasar o prevenir algunas de estas enfermedades.



Recomendaciones:


• Coma más frutas y vegetales– De todos los colores diariamente (amarillo, anaranjado, azul, blanco, verde y violeta). Se pueden consumir frescos, congelados o enlatados en su propio jugo.

• Coma alimentos altos en fibra – Además de prevenir o aliviar el estreñimiento, puede ayudar a mantener un peso saludable. Al leer la etiqueta nutricional busque alimentos que contengan cerca de 20% de fibra o más por porción.

• Reduzca los alimentos altos en grasa, sal y azúcares– Consuma alimentos que contengan 5% o menos de grasa total, grasa saturada, sodio y azúcares añadidas por porción.

• Beba más agua – Evite las bebidas azucaradas con sus comidas. Hable con su médico para conocer la cantidad de agua que debe de tomar todos los días.

• Realice actividad física – Se recomienda que los adultos hagan 30 minutos y los niños y adolescentes 60 minutos todos los días. Algunos ejemplos incluyen: caminar rápido, zumba, deportes, baile y correr bicicleta.

• Mantenga un peso saludable – Ayuda a prevenir complicaciones de salud. Incluya en el desayuno, almuerzo y cena los cinco grupos de alimentos (frutas, vegetales, cereales y farináceos, proteínas y los lácteos). Pregunte a su médico o nutricionista la cantidad de calorías que debe consumir diariamente.


El Plan de Salud Menonita cuenta con profesionales de la salud para ayudar a prevenir y manejar adecuadamente esta y otras condiciones de salud. Para más información, comunicarse a TeleSalud Menonita al 1-866-606-5001. Está disponible 24 horas, los siete días de la semana.


(Referencias: https://medlineplus.gov/spanish/obesity.html; https://www.cdc.gov/healthyweight/spanish/effects.html; https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/disabilityandhealth/obesity.html y https://www.texasheart.org/heart-health/heart-information-center/topics/obesidad-y-sobrepeso/).

Entradas Recientes

Ver todo