top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

La vocacional criolla; modelo de educacion y desarrollo

Por: William Miranda Torres

Alcalde de Caguas


Las escuelas vocacionales son alternativas de oportunidades de empleo y desarrollo para todo nuestro estudiantado. La oferta de estudio de múltiples oficios resultan ser un atractivo para jóvenes cuyo propósito no necesariamente es una carrera universitaria. Mejor aún, son un proyecto de vida para aquellos con destrezas funcionales que prefieren una alternativa vocacional como herramienta para su desarrollo.


Es decir, las escuelas vocacionales son la oportunidad para los estudiantes con la visión y el deseo de ganarse el peso, construyendo con sus manos en un ejercicio tan digno igual o mayor que cualquiera profesión universitaria. Si bien es cierto que el país necesita abogados, ingenieros, doctores y dentistas; también necesitamos barberos, mecánicos, técnicos de refrigeración, electricistas, plomeros, carpinteros, entre otros.


Los oficios vocacionales son el norte de vida de una gran cantidad de estudiantes con el mejor deseo de echar pa’lante. Estas escuelas son una respuesta digna y necesaria del estado en ese sector del estudiantado para evitar se malogre una aspiración ante la no motivación de tener una profesión o título en el mundo universitario. Las vocacionales son también una alternativa para adiestrar estudiantes desde temprana edad de manera que puedan, de forma capacitada, insertarse en el balance de nuestra economía como hacedores de un oficio. Así evitamos se encausen en el camino de los atractivos económicos de vida fácil en la economía subterránea del mundo criminal, con las consecuencias que todos conocemos.


En Caguas la Escuela Vocacional República de Costa Rica opera desde 1952 en función de ser esa plataforma para la educación y desarrollo en la región centro oriental del país. De esta manera, este plantel escolar ha sido arquitecto de sueños del proyecto alternativo de muchos jóvenes veteranos emprendedores en décadas pasadas. Estos jóvenes del ayer son hoy profesionales, comerciantes, excelentes ciudadanos reconocidos en nuestra ciudad, región y el país. Así aportan al balance económico de nuestro entorno, gracias a la destreza de un oficio práctico aprendido en la vocacional de Caguas.


Hoy, y desde hace 3 décadas, la plataforma de la Escuela Vocacional República de Costa Rica de Caguas languidece y se amenaza con sucumbir frente al monstruo de la burocracia gubernamental que demora y carcome nuestras instituciones. De esta manera enfrentamos en Caguas y la región la difícil situación de ver la desaparición de nuestra querida vocacional criolla. De esto suceder estaríamos dejando un terreno fértil a que algunos de nuestros estudiantes, con destrezas vocacionales por desarrollar para que atajen por la vereda del terreno del “El Burro”, viendo ese modelo en el mundo paralelo del crimen organizado que vemos día a día, amenaza y asecha nuestra región. Esa vereda hay que clausurarla a toda costa y para siempre. El momento para este propósito llegó.


En esa dirección nos complace que el Secretario de Educación, Eliezer Ramos, nos anunciara recientemente en reunión junto al Gobernador Pedro Pierluisi que tras nuestra petición y múltiples reuniones entre los equipos de trabajo del municipio y el Depto. de Educación; se determinó que la Escuela República de Costa Rica será la primera en tener un nuevo edificio con los fondos federales ESSER, los cuales fueron asignados como parte del plan de rescate estadounidense de ayuda de urgencia para escuelas primarias y secundarias.


Agradecemos y nos complace de gran manera lo que nos anunciara el Secretario, ya que tras casi 30 años de lucha, sería un logro compartido la construcción de la nueva Escuela Vocacional República de Costa Rica. Ese reclamo fue iniciado en la década de los 90 por el fenecido y querido alcalde Ángel O. Berríos y posteriormente se realizaron variados esfuerzos por mi padre, William Miranda Marín.


Hoy me llena de regocijo este anuncio, lo que agradecemos al Secretario Eliezer Ramos a nombre del estudiantado de Caguas y de la región que le sirve este plantel. El anuncio del Secretario de Educación para que se retome la construcción de este importante centro escolar vocacional; demuestra inequívocamente que cuando identificamos y trabajamos de forma cónsona con lo que nos une; en ese caminar anteponemos lo que nos separa con el civismo que el país espera. Con este ejemplo ganamos todos y construimos una zapata social firme y solidad, para el bien de todos.

6 visualizaciones

コメント


bottom of page