top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Las frutas pueden servir como un antiinflamatorio natural

La naturaleza nos ofrece un regalo refrescante y repleto de beneficios para la salud: las frutas. Más allá de su delicioso sabor, frutas, como las fresas, frambuesas, moras y cerezas, se destacan por sus propiedades antiinflamatorias, lo que las convierte en aliadas fundamentales para mantener el equilibrio del cuerpo y prevenir el estrés oxidativo.


Todas las frutas y verduras tienen sustancias beneficiosas para mantener nuestro cuerpo en equilibrio y evitar el estrés oxidativo e inflamación que causadeterioro, tanto celular como del sistema inmune. Estas sustancias son los fitoquímicos, con un probado efecto antiinflamatorio.

Las sustancias antiinflamatorias se hallan principalmente en la parte colorida de la fruta, por lo que están más presentse en la cáscara o piel que en la pulpa. Para incorporarlo en forma efectiva debemos evitar someterlas a cocción y comerlas preferiblemente con la cáscara. Evite consumir aguas de hierba, pues poseen sustancias que podrían inhibir su absorción.


Existen múltiples estudios en los que se han identificado los antioxidantes de las frutas y su acción precisa en los procesos inflamatorios. La mayoría de ellos son la reducción de mediadores proinflamatorios y la capacidad de reducir la acción de los “radicales libres”, conocidos por el efecto que tienen sobre el deterioro celular.


Lo ideal es incluir 2 a 3 porciones diarias de frutas naturales, (bien lavadas para mantener su inocuidad y eliminar otros compuestos). Puede usarlas frescas en colaciones o como parte de las comidas principales, incluso en postres o parte de ensaladas o como jugos. Para pacientes diabéticos, insulino resistentes, con triglicéridos altos o con exceso de peso estas indicaciones pueden variar de acuerdo a su condición. Es recomendable consultar a su equipo médico-nutricional para planificar su dieta.

8 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page