• Editorial Semana

Le dan F al Departamento del Trabajo en manejo del PUA y el desempleo


Por: Adriana Aponte

aaponte@periodicolasemana.net


A más de un mes del nombramiento del secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Carlos Rivera Santiago, la agencia continua siendo un desastre a la hora de atender las miles de solicitudes, reclamaciones y puntos controvertibles de los ciudadanos afectados laboralmente por la pandemia de COVID-19, a juzgar por las expresiones de la ciudadanía en las redes sociales.


La conversación se ha centrado en el fraude al PUA, como los estudiantes de escuela superior que lo cobraron, y en el sistema de citas, como si el mismo fuera efectivo. Sin embargo, son muchos los afectados que intentan incansablemente dar con quien sea que les resuelva ese punto controvertible, que les aclare las dudas, que les trabaje el caso o simplemente que les envíen ese cheque tan esperado.


En general, el escenario es similar para cualquiera que solicite al DTRH. Lo fácil es completar la solicitud, lo difícil es todo el esfuerzo, frustración y trabajo que conlleva después, ante la aparente incapacidad del DTRH de manejar la situación.


Las páginas oficiales del DTRH por internet publican todos los números de teléfono de sus respectivas oficinas, pero nadie contesta en ninguno de los números, o suenan ocupados, como pudo corrobar este periódico.


“He llamado a los teléfonos, enviado emails y ninguno sirve. Mi hijo tiene punto controvertible y no ha recibido ni un solo centavo desde que le aprobaron el beneficio. ¿HASTA CUANDO VAN A SEGUIR CON ESTA MENTIRA???”, compartió una ciudadana por internet.


Las líneas asignadas para punto controvertible, reclamaciones y solicitudes, también siempre suenan ocupado. Los pocos que logran conectar la llamada se levantan de madrugada a llamar. Si ocurre el milagro de que entre la llamada, por lo general permanecen en espera de que los atiendan hasta por más de 10 horas. A la mayoría le cuelgan luego de tan descomunal esfuerzo.


Otra opción para dar con un empleado, según la página del DTRH, es escribir un correo electrónico, por lo general a desempleo@trabajo.pr.gov. Pero quienes escriben a esa dirección les llegará un mensaje automático que dice que el buzón está lleno y no puede recibir mensajes, por lo que es cuestionable por qué la página de reclamaciones sigue sugiriendo esta vía.


“¡Por Dios! ¡Díganme como hago para resolver un punto controvertible!!! Llamo al número y luego de hacer 200 llamadas, ocupado, contesta la grabadora, 8 horas esperando y nunca contestan, el email no funciona, voy a la oficina y no atienden a uno, me piden que deje un papel y llevo 1 mes!!”, argumentó otra persona por internet.


Enviar los papeles por servicio postal o dejarlos en alguno de los famosos buzones de la agencia es otra supuesta alternativa, donde las hojas se sumarán a la enorme montaña de documentos tirados sin atender. Existen cientos de fotos publicadas en internet de cajas desbordándose de papeles tirados en las puertas de las oficinas del DTRH.


“Al día de hoy, documentos para rebatir puntos controvertibles se dejan en cajas de cartón abiertas en la entrada del Departamento del Trabajo. Imaginen a las personas tirando papeles de PUA y desempleo como ofrendas y Dios que reparta suerte”, dijo un ciudadano por internet.


Intentar el famoso sistema de citas que tanto menciona el secretario del Trabajo no hace diferencia. El portal, desempleo.turnospr.com, actualmente solo presenta un mensaje que lee: “Por el momento, los turnos correspondientes desde el 3 de agosto al 14 de agosto, se han agotado. En las próximas semanas anunciaremos las siguientes fechas disponibles. Estas citas son adicionales a las que se atienden de manera interna diariamente por el DTRH a través de esta misma plataforma. Esta plataforma sirve de apoyo para coordinar las citas que se realizan de manera presencial en el Centro de Convenciones”.


Si luego de todo este esfuerzo al solicitante le llega el cheque, en múltiples ocasiones llega con el nombre mal escrito, por lo que no se puede cobrar y coloca al solicitante en una situación devastadora de estar tan cerca y tener que comenzar de nuevo. Y es que conseguir algún empleado que resuelva hasta la más mínima situación es una hazaña.


Algunos han logrado ser escuchados por la oficina de Ayuda al Ciudadano en Fortaleza. Sin embargo, por lo general refieren el caso al DTRH, con el resultado ya mencionado.


“La pena que me da son esas personas que llevan meses sin cobrar, yendo al Departamento del Trabajo y no le han resuelto aún. Eso sí que da pena, a mi esposo le pusieron un punto controvertible en el PUA para reclamar, llamamos, enviamos email, señales de humo y nada.”, añadió una ciudadana por internet.


¿Qué ha hecho el Departamento del Trabajo a todo esto? Establecer un sistema de citas que no da abasto, publicar fotos en las redes sociales de las reuniones y entrevistas del secretario, llamar la atención al fraude al PUA y alentar a la gente a que no escriba “la misma”, “igual” o “parecida” en la dirección postal como si eso fuera la causa de las miles de solicitudes y reclamaciones sin atender.


La anterior secretaria del Trabajo, Briseida Torres, estuvo bajo fuego y le solicitaron la renuncia por esta misma situación, pero el asunto no ha mejorado con la llegada del actual secretario del DTRH, Rivera Santiago, bajo el cual la agencia continúa en condiciones precarias. Sin embargo, nadie lo responsabiliza por ello.


“Es necesario mayor preparación para entrevistar al secretario del Trabajo. Ya el nuevo secretario aprendió a decir medias verdades. Yo recibí un cheque del PUA por 5 semanas. De ahí en adelante no hay ni siquiera forma de comunicarse con el departamento. ¿Es esto aceptable?”, argumentó otro solicitante por internet.


Si hay algo positivo a la situación, es que los ciudadanos se están apoyando unos a otros por redes sociales, creando grupos donde comparten información y aclaran dudas de lo poco que entienden. El espíritu de batalla y solidaridad es admirable, pero muchos ya se encuentran desesperados, abrumados y desesperanzados.


“Este anuncio realmente no significa nada para los que seguimos en esta agónica espera. Una vez más el gobierno 500% ineficiente que no le sirve al pueblo ni le interesa hacerlo. Seguimos pisoteados,ignorados y constantemente burlados con toda desfachatez y menosprecio”, puntualizó un ciudadano en relación a una publicación del DTRH por internet.


Solo resta ver si esta “ineficiencia” mejora, pero definitivamente se tiene que atender la situación, ya sea por parte del DTRH, del gobierno o por el pueblo mismo.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png