top of page
Buscar
  • Editorial Semana

Lidiando con las adicciones


Redacción EDITORIAL SEMANA

redaccion@periodicolasemana.net


La adicción es un problema crónico de salud, el cual no tiene una cura definitiva. Las consecuencias del abuso del alcohol y las sustancias controladas (como también los juegos, el sexo u otros hábitos indeseables) no sólo afectan a quienes la padecen, también a los seres queridos y la sociedad en general. Sin embargo, saber cuáles son los pasos hacia la rehabilitación permite obtener el mayor beneficio del tratamiento.


Las personas que se comprometen por primera vez a un tratamiento contra la adicción no siempre saben lo que les espera cuando deciden someterse a este proceso. El primer paso es decidir qué tipo de programa se ajusta a sus necesidades.


Como ejemplo, un centro médico de desintoxicación provee a sus pacientes una variedad de recursos que permiten manejar la eliminación y minimizar los síntomas de retirada o de abstinencia. Mientras cualquier persona puede beneficiarse de este procedimiento, éste se recomienda específicamente para personas con problemas prolongados de adicción.


Internar al adicto en un centro de rehabilitación provee un alto sentido de responsabilidad. Sus internos(as) viven dentro de una facilidad supervisada en la que tienen acceso a cuidados las 24 horas del día. Además, participan en un programa diario de tratamientos que se ajustan a sus necesidades.


Por otro lado, los programas de hospitalización parcial se consideran un paso menos que el tratamiento residencial. Los mismos operan proveyendo a la clientela un alto nivel de apoyo y sesiones terapéuticas diarias. Sus participantes pueden retornar a su hogar o al lugar donde se encuentra internado.


Asimismo, los tratamientos ambulatorios pueden ser la mejor opción para quienes completaron su tratamiento en el pasado y tienen una base sólida para la recuperación. La clientela puede vivir en su casa, para que puedan mantener su carrera o cumplir con la responsabilidad familiar.


Dicho modelo de rehabilitación es menos intenso y es el ideal para quienes buscan tratar su adicción a tiempo o en sus comienzos. También, para quienes tengan leves recaídas o quienes recientemente completaron un programa intenso y necesitan continuar su apoyo profesional. Mejor aún, para personas que tengan una fuerte red de apoyo.


Programas como los antes mencionados ayudan a personas con adicciones a sanar los efectos físicos, emocionales y psicológicos del abuso de sustancias. La terapia conductual y cognitiva es una con base de evidencia que provee herramientas necesarias para prevenir los patrones negativos y conductas que pueden llevar al uso de drogas o alcohol.


El manejo de medicamentos permite a pacientes controlar su horario de recetas. Es útil para personas con combinación de desórdenes mentales. Manejar problemas adicionales de salud mental es crucial para mantener la sobriedad.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page