• Editorial Semana

Lo quieren desbancar, pero el presidente de la CEE sigue meditando si se va o se queda


Por: Editorial Semana, Inc.


Mientras los comisionados electorales de los partidos póliticos de Puerto Rico trataban de lograr un consenso en cuanto al futuro de la presidencia de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), el actual presidente, Juan Ernesto Dávila Rivera se mantenía aferrado al puesto.


Los comisionados se reunieron esta semana para discutir, entre otros asuntos, quién debe sustituir a Dávila Rivera , lo que a juicio del comisionado electoral del Partido Popular Democrático (PPD), Nicolás Gautier, debe llevarle un mensaje claro al funcionario de que debe abandonar la posición. Sin embargo, no lograron un consenso sobre el sustituto, ya que el Partido Nuevo Progresista (PNP), como partido de mayoría, solo presentó un candidato. Gautier explicó que de acuerdo al Código Electoral son los comisionados los primeros en evaluar las opciones para reemplazar al presidente de la CEE. Sin embargo, estos esperaban que se le presentaran varias opciones y esa fue la ficha del tranque.


Si “no hay consenso pasamos al próximo (candidato a presidir la CEE). Pero les digo que el tiempo se termina. El tiempo pasa y tienen que tomar decisiones si queremos que las elecciones sean el 3 de noviembre”, dijo por su parte Edwin Mundo Ríos, director de operaciones electorales del candidato del Partido Nuevo Progresista (PNP) Pedro R. Pierluisi Urrutia, en entrevista radial (WSKN).


Según Mundo Ríos, la prioridad no debe ser “descabezar” la CEE, sino dar paso al nombramiento de una persona para que sustituya a Dávila Rivera, quien no goza de la confianza de la mayoría de los comisionados electorales para que siga dirigiendo la Comisión. En ese sentido, enfatizó que hay un proceso para llenar una vacante con un alterno.


“Si descabezamos la Comisión, imagínate lo que está pasando ahora que hay un presidente. Si descabezamos la Comisión nunca se van a poner de acuerdo a 60 y pico días que quedan de las elecciones”, afirmó Mundo. Dávila Rivera enfrenta seis querellas buscando su destitución y reclamos para que presente su renuncia. Según Gautier, es el propio PNP es el que ha mantenido con vida su presidencia. Esto, según dijo, debe cambiar, luego de que el comisionado alterno de ese partido, Héctor Joaquín Sánchez, se uniera al coro de voces que piden su salida.


Dávila Rivera dijo en una reciente entrevista radial (WSKN) que aún no había tomado una decisión final sobre su renuncia, y seguía en un proceso de meditación al respecto.


“Yo sigo enfocado en mi trabajo y cuando termine el escrutinio de las primarias, pues como he manifestado públicamente, tomaré una decisión y se lo comunicaré al pueblo de Puerto Rico. Estoy meditando sobre el particular”, señaló, recalcando que “estas semanas son vitales”.


El presidente del PNP, Pedro R. Pierluisi Urrutia, confirmó esta semana que consideraban, al menos, a cinco personas para asumir el cargo.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png