• Editorial Semana

Los derechos del cónyuge viudo bajo el nuevo Código Civil


Por: Lcda. Lisandra Rodríguez Moreno


El nuevo Código Civil entrará en vigor el 28 de noviembre de 2020 e incluye múltiples cambios en asuntos de importancia que tocan nuestras vidas diariamente.


El área de las herencias es de las más afectadas con cambios tales como los aspectos relacionados al cónyuge viudo. En cuanto a estos; se eliminó la cuota viudal usufructuaria, se reconoce el cónyuge viudo como heredero forzoso junto a los hijos, se crea el derecho del cónyuge viudo de quedarse viviendo en la propiedad familiar, y se cambió el esquema de distribución de herencia en los testamentos.


El más importante de los cambios, a nuestro juicio, es el tratamiento que se le concede bajo el nuevo código al cónyuge viudo. Bajo el código actual el cónyuge viudo tiene derecho a una cuota en usufructo, que es el uso y disfrute sobre los bienes de la herencia. En cuanto a esa cuota el viudo es un heredero forzoso, quiere decir, que no se puede dejar fuera de la herencia. Esa cuota se calcula dependiendo varias variables, pero este tratamiento a la persona viuda se eliminó por completo.


Cuando comience la vigencia del nuevo Código Civil, el cónyuge viudo participará de la herencia junto a los hijos del difunto en partes iguales. El viudo se convertirá en heredero forzoso, junto a los hijos, en el mismo rango.


El nuevo código va a permitir que la vivienda principal se le pueda dejar al cónyuge viudo. Si la participación de la herencia que le corresponde al viudo es menos que el valor de la propiedad, el viudo pude solicitar el derecho de quedarse viviendo la casa por el resto de su vida, de forma gratuita.


Sin embargo, las herencias sin testamento sufren cambios bajo el nuevo código. El nuevo orden para heredar será el siguiente: (1) el cónyuge viudo y los hijos, en partes iguales; (2) si el fallecido es soltero y no tuvo hijos, los llamados son los padres en partes iguales; (3) si el difunto es soltero y no tiene hijos ni padres que le sobreviven, le toca el lugar a los hermanos en partes iguales; (4) si no hay hermanos, los demás parientes más cercanos, según los define la ley, son los llamados a heredar; (5) si no hay ningún familiar disponible, la herencia recaerá en el Fondo de la Universidad de Puerto Rico. Actualmente el orden para heredar es: (1) hijos; (2) padres; (3) cónyuge viudo; (4) hermanos; (5) otros familiares; (6) el Estado Libre Asociado.


Cuando hay testamento, el cónyuge viudo estará en primer lugar con los hijos, como heredero forzoso. La parte de la herencia que se reserva para los herederos forzosos será la mitad de la herencia y la otra mitad se le puede dejar a quién desee el testador. Actualmente la parte de la herencia que se reserva para los hijos es de dos terceras partes y el viudo no forma parte de esos herederos forzosos. Únicamente se permite dejar un tercio a personas quien desee el testador que no sean los herederos forzosos. Comúnmente se usaba ese tercio para beneficios de la persona viuda.


A partir del próximo noviembre entrarán las nuevas reglas y es importante que la ciudadanía esté clara y orientada sobre los cambios en las leyes. Si usted está en un proceso de planificar sobre estos asuntos, es importante que reciba orientación para que pueda atemperar sus deseos a las leyes que entrarán en vigor próximamente.


La información brindada en este artículo es una orientación general y no debe ser considerada como una consulta legal específica. Para una consulta personalizada, se pueden comunicar a las oficinas del Estudio Legal Rodríguez Moreno al 787-603-5199, visitar nuestra página de Facebook de Estudio Legal Rodríguez Moreno o web: www.estudiolegal-pr.com. Estamos brindando orientaciones telefónicas, por videoconferencia o presenciales por cita previa.

Entradas Recientes

Ver todo

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png