Buscar
  • Editorial Semana

Los orígenes del Día de Acción de Gracias


El Día de Acción de Gracias, sigue siendo una fecha para celebrar las bendiciones recibidas durante el año.

Redacción Editorial Semana, Inc.

redaccion@periodicolasemana.net


El Día de Acción de Gracias es un momento para reunirnos con nuestros seres queridos y celebrar las cosas por las que nos sentimos agradecidos. Marca el comienzo de las festividades navideñas y es la base para evocar momentos felices y celebrar agradablemente.


La historia oficial del Día de Acción de Gracias pone como origen de esta festividad la ocasión en que peregrinos y nativos americanos se sentaron juntos en una feliz comida que marcó el inicio de una amistad entre ambos.


La mayor parte de los datos que se conocen sobre los primeros colonos estadounidenses fueron tomados del diario de William Bradford, el primer gobernador de la colonia de Plymouth. En dicho diario, este señala que en 1620, los peregrinos llegaron procedentes de Inglaterra a bordo de la embarcación Mayflower a Plymouth Rock, en un territorio que hoy día pertenece al estado de Massachusetts. Allí establecieron una colonia y comenzaron a cultivar. Al año siguiente, tuvieron una cosecha abundante y decidieron dar gracias por la comida con una celebración de tres días en la que, según la tradición, participaron peregrinos y nativos americanos.


Los registros históricos muestran que, de hecho, hubo una reunión entre los peregrinos de la colonia de Plymouth y la tribu Wampanoag en este momento. Sin embargo, existen versiones que contradicen la noción que hemos aprendido desde niños, de que los colonos eran peregrinos amables y generosos. Algunos historiadores creen que los nativos americanos probablemente no fueron invitados tan siquiera.


Muchos historiadores ahora piensan que los soldados de Wampanoag escucharon disparos de celebración y gritos de los asentamientos de peregrinos. Los Wampanoag asumieron que estaban bajo ataque, y debido al tratado diplomático de defensa mutua que habían acordado con los peregrinos, enviaron 90 soldados en ayuda de los colonos. Esa es la versión del Instituto de Desarrollo de las Primeras Naciones, una organización sin fines de lucro que se dedica a fortalecer las comunidades y economías de los nativos americanos.


Según el portal indians. org, el primer Día de Acción de Gracias fue para celebrar un tratado entre los peregrinos y los indios. Esta fue una gran fiesta que tuvo suficiente comida para alimentar a todos durante semanas. Sobre la mesa había gansos, pavos, cisnes, patos, etc. También había mucha carne, verduras y cereales proporcionados tanto por los indios como por los peregrinos. Todos tuvieron una celebración maravillosa, y ciertamente una comida maravillosa. Los indios nativos incluso firmaron un documento que decía que los peregrinos tenían derecho a Plymouth.


El agradecimiento a los nativos americanos puede no significar lo mismo que significó para los colonos en la historia de Estados Unidos. Para los nativos, el Día de Acción de Gracias significaría algo totalmente diferente. Este fue el comienzo de su fin, un tiempo en el que habían renunciado a su tierra a cambio de obsequios que estaban llenos de enfermedades, lo que mataría a muchos de ellos más adelante.


Los colonos blancos verían esto como el inicio de una amistad, sabiendo que sin la ayuda de los nativos americanos, nunca habrían sobrevivido al duro invierno. Fue un momento para celebrar con familiares y amigos y estar agradecidos de que todavía estuvieran presentes para hacerlo.


Otras fuentes señalan que la celebración de la cosecha de 1621 no se llamaba Acción de Gracias y no se repetía anualmente. El siguiente “día de acción de gracias” oficial fue después de que los colonos masacraran a más de 400 hombres, mujeres y niños de la tribu Pequot.


El diario del gobernador Bradford decretó: “Durante los próximos 100 años, cada Día de Acción de Gracias ordenado por un gobernador es en honor a la victoria sangrienta, dando gracias a Dios por haber ganado la batalla”.


Sea cual sea la verdadera historia del Día de Acción de Gracias, sigue siendo una fecha para celebrar las bendiciones recibidas durante el año, como dicta la tradición. La festividad no se hizo muy conocida hasta que Sarah Josepha Hale, editora de una revista, descubrió el diario de Bradford a principios del siglo XIX.


Hale cabildeó con cinco presidentes de Estados Unidos para que lo convirtieran en un feriado federal. En 1863, el presidente Abraham Lincoln finalmente declaró el Día de Acción de Gracias como feriado oficial de los Estados Unidos, un acto que se vio como un paso hacia la reunificación del país, luego de la Guerra Civil. Lincoln lo puso en el calendario para el último jueves de noviembre. En 1941, el presidente Franklin Delano Roosevelt movió el Día de Acción de Gracias al cuarto jueves de noviembre para evitar confusiones en años en los que hubiese un quinto jueves de noviembre.

7 visualizaciones