top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Microcervecería Takabrú abre segundo local en Condado


En la inauguración del segundo local de la microcervecería Takabrú, en Condado, se unieron el arte, la música y el buen compartir a la degustación de cervezas con finos ingredientes. (Foto: F. Tomás Miguel-Editorial Semana)

Por: Félix Tomás Miguel Aponte

redaccion@periodicolasemana.net


La microcervecería Takabrú abró su segundo local en los altos del supermercado Freshmart en la Avenida Ashford en Condado, la noche del jueves 24 de agosto, en un ambiente donde se entrelazaron el arte, la música y el buen compartir; a la par con su nombre folklórico. Dicho establecimiento, iniciado con una inversión de $500,000 y propiedad de Jorge Machado, es la continuación de otro en Guaynabo y se dedica al expendio de cervezas artesanales.


Durante el acto inaugural, Vanessa González confirmó que esta cervecería “es algo nuevo para nosotros, pero Don Jorge (Machado), desde hace muchos años, más de 20 años, siempre quiso abrir una cervecería. Él siempre hace sus búsquedas y siempre se pasa estudiando. Llegó a sus manos un concepto diferente que hacía falta en nuestra Isla, una empresa cervecera en Puerto Rico”.


Asimismo, tanto el empresario como su hijo, Jorge Luis Machado y su familia como invitados especiales agradecieron a la clientela por su respaldo a la empresa y reiteraron su compromiso de “echar pa’lante contra viento y marea y dar el 110%”. Seguidamente, Abimael Ruiz y Christian Watson dieron a conocer la subasta de un arte por el pintor viequense José Pérez, quien a su vez pintó un mural para armonizar el local.


El espacio recién inaugurado tiene una extensión de 2,500 pies cuadrados y cuenta con una pared o “beer wall” con 25 grifos de cervezas artesanales elaboradas en su planta en Guaynabo. Entre otras podemos destacar la Lager, una cerveza clara hecha a base de aromas cítricos como la mandarina con sabor balanceado de cebada y malta; Blueberry Lavender; Passion Fruit o parcha, Stout o negra y Pilsner. Esta oferta se complementa con cervezas artesanales de otros elaboradores, a la cual pronto se añadirá su propia sidra.


Machado amplió que a cada cliente que va a consumir cervezas o tragos, se le coloca una banda en la muñeca. Explicó que el o la cliente que se encuentra en mencionado “beer wall”, acerca la banda a la bebida que desee degustar, y el grifo se activará. “Allí tiene la oportunidad de saborear todas las cervezas que quiera y en la cantidad que desee; en la misma pared, hay instalado un mecanismo para enjuagar el vaso y pueda probar otra variedad”.


También destacó que “cada cerveza se vende por onza, y los precios de las Takabrú oscilan entre 45 y 65 centavos la onza, dependiendo de la selección. Si se escogen las de barril de otros elaboradores, varían entre 55 y 75 la onza”. Conjuntamente, Takabrú cuenta con un menú diverso de tapas como: pastas, alitas, burgers, pizzas hechas con masa madre, pollo libre de hormonas, ceviches, nachos, tacos de pescado, alcapurrias y tapas veganas, entre otros.


De otro lado, el también fundador de la cadena Freshmart señaló que el significado de Takabrú proviene de un lenguaje coloquial que describe cuando algo les agrada mucho, como también cuando superan una situación no tan buena (“esto está c....n”). Explicó que dicha idea surgió de manera espontánea, cuando buscaban un nombre para el negocio.


Informó que lanzarán una aplicación a fines de año y que no descarta abrir más establecimientos en otros puntos de la Isla.

1 visualización

Commentaires


bottom of page