top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Mucho por hacer




Por: Myrna L. Carrión Parrilla


Al comienzo del mes de marzo recuerdo que alguien dijo alguna vez: “Benditas mujeres que en el diario caminar, hacen de la historia un grito de libertad, de amor y de esperanza. En estas fechas muchos comentan que es el mes de la mujer, pues en este conmemoramos la fecha que marcó el comienzo de un cambio que continúa en desarrollo, el Día Internacional de la Mujer, antes denominado Día Internacional de la Mujer Trabajadora, conmemora cada 8 de marzo, día en que se recuerda la lucha de las mujeres por su participación en la sociedad y su desarrollo íntegro como persona, en pie de igualdad con el hombre.


El comentarista y periodista Gabriel Casillas dijo y concuerdo con él, “Muchas veces he pensado que es incorrecto celebrarlo, dado que deberíamos de honrarlo todos los días. Sin embargo, me queda claro que se conmemora debido a que a pesar de los avances significativos que la humanidad ha logrado en materia de equidad de género, todavía hay un sinnúmero de retos que enfrentar y muchos vicios y prejuicios que erradicar. No se trata de ser iguales, claramente no lo somos, sino de que todos tengamos los mismos derechos”.


La realidad es que esta fecha se utiliza para visualizar la des-igualdad de género y para reivindicar la lucha por la igualdad efectiva de derechos para las mujeres en varios ámbitos. Por lo que, la conmemoración del Día Internacional de la Mujer se convierte en una oportunidad para reflexionar sobre los logros y desafíos en la lucha por la igualdad de género. Lo debemos considerar como un llamado a la acción para seguir trabajando por un mundo en el que las mujeres y los hombres tengan las mismas oportunidades y derechos, donde el respeto y la consideración se den como cosa común y no se tengan que suplicar.


En esta lucha aún queda mucho por caminar y hacer. Tener que reconocer que hay desigualdad en oportunidades y salarios entre hombres y mujeres, que continuamos educando hombres que en-tiendan que la mujer esta para limpiar, fregar y cumplir con sus exigencias e inclusive considerarles su pertenencia, como si fueran una cosa y no un ser humano, queda mucho por hacer. Mientras existan hombres que encierren mujeres en las casas y les prohíban salir, que las agolpeen como si fuera un ritual o necesidad y tengamos que aceptarlo como que es una enfermedad y no haya herramientas se-guras para poder actuar, mientras nos de miedo hablar, porque entonces y casi de seguro nos van a matar, queda mucho por caminar. Mientras las mujeres para defendernos tengamos que matar, porque el diálogo, el respeto y la razón no existen, nos queda mucho lograr.


Comenzó este llamado mes de la mujer con otro feminicidio…, muchos piensan que algo grande tenemos que hacer, quizás, de-bemos cambiar el discurso y sean muchas cosas pequeñas, las que debamos hacer, muchas semillas que comencemos a regar.


Sin duda, que las Agencias deben hacer su parte, revisar protocolos y a la luz de lo que vivimos, readiestrar, repensar y prontamentre actuar. Porque esto es un asunto de todos…


Comenzó el mes de marzo, el llamado mes de la mujer, la invitación es a poner nuestro grano de arena, para que hombres y mujeres seamos mejores seres humanos, pues mucho nos queda por hacer.

5 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Leah

Comments


bottom of page