top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

No veo el sentido de urgencia




Por: Jennifer González-Colón


Escuelas y fábricas cerradas, daños visibles a estructuras públicas, edificios en espera de demolición y tranque en varios proyectos para la reconstrucción de las áreas afectadas por los terremotos de enero de 2020, fue parte de lo que constaté, cuando inspeccioné personalmente los trabajos de reconstrucción por los terremotos en el sur y suroeste de la isla.


Visité los pueblos de Guánica, Guayanilla y Peñuelas y dialogué con cada uno de los alcaldes sobre los trámites de reconstrucción, el estatus de los proyectos y desembolso de los fondos federales.


Es totalmente inaceptable que, según los propios números ofrecidos por el COR3, tan solo 2.5% de los fondos destinados para la reconstrucción de los daños causados por los terremotos hace 4 años atrás se hayan obligado. Esto es una afrenta a la salud mental de todos los que viven en estas áreas grandemente afectadas. No veo el sentido de urgencia con que se tienen que atender los asuntos de nuestro pueblo.


En Guánica, la única escuela superior que le sirve al pueblo, la Aurea Aquiles, quedó inoperante. En febrero del 2020 ingenieros de la Autoridad de Edificios Públicos habían recomendado su demolición, pero el alcalde Ismael ‘Titi’ Rodríguez Ramos, aún espera porque le informen si será demolida o reconstruida. Expresó que había conseguido que el malecón se trabajara con los fondos de City Revitalization, programa bajo los fondos federales CDBG- DR que aseguré luego de huracán María. Explicó que este proceso ha sido muy lento, y han tenido dificultades con COR3, Recursos Naturales y el Departamento de la Vivienda.


En Guánica solamente se han completado 4 proyectos, hay 374 en planificación, 14 en la etapa de diseño, 1 en el trámite de permisos y 18 proyectos en construcción.


Por otra parte, en Guayanilla, el alcalde Raúl Rivera indicó que este mes aprobaron finalmente la demolición de la escuela Consuelo Feliciano. El retraso ocasionó que los costos aumentaran considerablemente, ahora se requieren $700 mil adicionales que el municipio no tiene. La dilatación en la información también ha afectado los planes del municipio: un ejemplo es la demolición de la biblioteca municipal y centro cultural que, aunque la misma fue aprobada, piden ahora que su reconstrucción sea en otro lugar; pero el municipio no cuenta con fondos para adquirir un nuevo terreno.


En Guayanilla solamente se han completado 14 proyectos, hay 328 en planificación, 40 en la etapa de diseño, ninguno en el trámite de permisos y 31 proyectos en construcción. El alcalde Gregory González Souchet de Peñuelas expresó que le preocupa la seguridad de los estudiantes de la Escuela Jorge Lucas Pérez Valdivieso en la Comunidad Tallaboa, en el barrio Encarnación, que está en uso a pesar de su estructura física estar gravemente afectada.


El municipio con sus propios fondos tomó como medida de seguridad cercar el perímetro con una valla protectora, pero el alcalde señaló que no ha habido ninguna acción de reconstrucción. Además, el puente peatonal contiguo a la escuela y que sirve como ruta de desalojo, está cerrado.


En Peñuelas solamente se han completado 7 proyectos, hay 287 en planificación, 9 en la etapa de diseño, ninguno en el trámite de permisos y 6 proyectos en construcción.

6 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page