• Editorial Semana

Oficinas regionales del gobierno se preparan para comenzar a normalizar sus servicios


Por: Editorial Semana, Inc.


Las oficinas regionales del gobierno se preparan para comenzar a normalizar sus servicios, a tono con las instrucciones de la Secretaria de la Gobernación, Noelia García Bardales, de que regresen al trabajo presencial los empleados públicos que estén físicamente capacitados para hacerlo.


Editorial Semana tuvo conocimiento de que las oficinas regionales de Caguas y Humacao de agencias gubernamentales como el Departamento de la Familia, el Departamento del Trabajo, los Centros de Servicio al Conductor (CESCO) y otras están trabajando con miras a ir estabilizando sus servicios, a tono con las directrices de la secretaria. Esta solicitó a los jefes de agencias que, a tales fines, sometieran nuevos planes de trabajo ajustados a marzo de 2021. Los directores regionales están recibiendo instrucciones a través de ordenes ejecutivas oficiales.


Desde marzo del año pasado, cuando comenzaron a sentirse los efectos de la pandemia de Covid-19 en la Isla, muchas agencias vieron diezmados sus recursos humanos disponibles a la hora de dar servicios. Muchos de los empleados han estado trabajando de forma virtual desde entonces y aunque algunos servicios no se han visto afectados adversamente, otros se han visto limitados. Ese ha sido el caso, por ejemplo, de los Centros de Servicio al Conductor (CESCO) y la división de desempleo del Departamento del Trabajo.


En los CESCO de Caguas y Humacao, así como en otras partes de la Isla se han limitado las transacciones presenciales al mínimo. Mientras, en el desempleo se han registrado serios retrasos en el pago a los desempleados. De igual manera al presente no se han podido mediar aún muchos casos en los que el patrono no ha respondido o existen disparidades entre su versión y la del solicitante. Esto ha privado a muchos de recibir su compensación en estos momentos de crisis.


“Estamos saliendo de la crisis y nos tenemos que dirigir a la ejecución y lo vamos a hacer en el estado más seguro para todos”, indicó García Bardales. En ese sentido enfatizó que si bien la mayoría de los empleados públicos no están vacunados contra el COVID-19, se seguirán todas las medidas y protocolos para detener la propagación del virus.


Cada agencia debe tener un sistema de asistencia para garantizar que los empleados del gobierno que continúan haciendo trabajo remoto estén efectivamente trabajando.


“Necesitamos establecer cuál es la necesidad real. Tenemos la responsabilidad de ejecutar y debemos activar a los trabajadores que se necesitan para forjar esa ejecución”, dijo.


La secretaria reconoció que no todos los empleados públicos podrían reincorporarse de inmediato, y que algunos continuarían trabajando de forma remota, dependiendo de las necesidades que identifique cada jefe de agencia.


“Si hay que revisar planes ese es el llamado. Las estrategias exigen seguridad en la facilidad de empleo. Lo que no podemos tener como noticia son las excepciones, porque nos frustramos, porque lo estamos haciendo bien y juntos vamos a salir de esto”, subrayó.