• Editorial Semana

OPM ofrece talleres sobre violencia doméstica y hace llamado a apoyar medidas contra violencia


Por: Editorial Semana, Inc.


En una serie de talleres que ofreció ayer la Oficina de la Procuradora de la Mujer a policías y personal de cuarteles municipales, se discutieron los orígenes de la inequidad hacia la mujer. Además, la definición e impacto de la violencia de género en víctimas sobrevivientes y familiares y cómo sentar las bases para lograr intervenciones efectivas y sensibles fundamentadas en trauma.


Cabe señalar la relevancia de tales talleres justo en momentos en que aumentan los casos en crímenes contra la mujer, violencia intrafamiliar y varios renglones de criminalidad, a la luz de la información publicada por el Departamento de Seguridad Pública.


De igual manera, se habló sobre los aspectos de la Ley 217-2006 de Protocolo de Manejo de Situaciones de Violencia Doméstica en el Trabajo, y sobre cómo identificar y manejar estas instancias de forma adecuada en nuestro entorno laboral. También se identificaron las señales de la fatiga laboral (burnout en inglés) y sus implicaciones en el trabajo y se instruyó sobre herramientas de autocuidado para prevenir y manejar la fatiga laboral.


El currículo de educación para instruir sobre la prevención y el manejo de violencia doméstica a los agentes del orden público municipal y al personal que labora en sus cuarteles consta de ocho horas de adiestramientos al año. Actualmente, la OPM ha ofrecido cuatro horas del total de los talleres por medio de la plataforma TEAMS. A partir del 2021, se darán en la Academia de la Policía y se trabajarán temas como entrevista a víctimas y testigos, estrategias de investigación y manejo de escenas del delito.


Por otro lado, la Procuradora de las Mujeres, Lersy Boria Vizcarrondo, hizo un llamado a las agencias gubernamentales y a los funcionarios públicos a apoyar las labores de la OPM de manera contundente y a dejar de utilizar la violencia de género como “bastón narrativo para avances político-partidistas”. Boria Vizcarrondo sentenció que tanto las legislaciones propuestas como el estado de emergencia deben incluir los fondos para su implementación.

La funcionaria también alegó que “la violencia es un problema social que nos aqueja a todos. Por un lado, contamos a las mujeres y le damos el único valor de un número; por el otro, analizamos y transmitimos un mensaje misógino. Para comprometernos verdaderamente, tenemos que allegar fondos, invertir en los niños y niñas, las mujeres y sus familias”.


Asimismo, reconoció la labor del equipo de trabajo en la OPM en un aumento de 88 por ciento en orientaciones presenciales y 110 por ciento en orientaciones telefónicas en el Centro de Respuesta Integrada (CRIAS); así como un incremento de 73 por ciento en casos atendidos en la División Legal de la agencia. Asimismo, destacó reuniones con diversas organizaciones y personas para atender y responder a sus necesidades y establecer acuerdos de colaboración en iniciativas que aporten a la erradicación de la violencia de género, como la Colectiva Feminista en Construcción a finales de noviembre pasado.


Boria Vizcarrondo subrayó que entre las medidas que promovió la OPM y para las cuales solicita apoyo, se incluyen adiestramientos especializado a fiscales, a trabajadores sociales y personal que trabaja con mujeres víctimas de abuso y sus hijos e hijas; y establecer estadísticas de incidencia de violencia de género en las escuelas. De igual manera, agentes administradores de residenciales sobre la disponibilidad de albergues o programas residenciales para tratar condiciones de salud mental en mujeres víctimas sobrevivientes de violencia y revisar servicios de vivienda para las mujeres sobrevivientes de violencia.


Recabó también la colaboración de ASSMSCA en el Plan de Prevención y Manejo de Violencia Doméstica a nivel isla y proveer estadísticas de la Línea PAS sobre casos relacionados a violencia doméstica, de género y agresión sexual. También validar los servicios de salud mental disponibles para mujeres víctimas sobrevivientes de violencia, sus hijos y familia.


En cuanto al Departamento de Salud,instó a contar con albergues preparados para casos de COVID-19 con pruebas serológicas y moleculares; visitas y reuniones para identificar las necesidades de albergues para mujeres sobrevivientes de violencia y su familia, así como otras poblaciones vulnerables. Además, establecer coaliciones y otras organizaciones sin fines de lucro y ampliar los trabajos del Departamento de Educación para incluir el diseño y la divulgación de una guía para elaborar protocolos de prevención y manejo de violencia de parejas jóvenes en el contexto escolar.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png