• Editorial Semana

Optimista la AAA ante las recientes lluvias


Gracias a las lluvias del fin de semana, el nivel de lago Carraízo aumentó de un día para otro en 82 centímetros.

Por: Editorial Semana, Inc.


Las lluvias que han caído recientemente en medio de la sequía permitieron una reducción en las horas de racionamiento de agua para los sectores que están bajo un régimen de interrupción planificado desde el 2 de julio. Sin embargo, la presidente ejecutiva de la AAA, Doriel Pagán Crespo, instó a la ciudadanía a mantener un uso prudente del agua y no desperdiciarla.


En una entrevista radial, Pagán Crespo indicó que gracias a las lluvias del fin de semana, el nivel de lago Carraízo aumentó de un día para otro en 82 centímetros. Esto permitió, después de consultar con el Servicio Meteorológico Nacional, de comenzar períodos prolongados de servicio [de agua potable]. La zona A se abrió a las 9 a.m. del lunes y la zona B continuará recibiendo servicio de agua hasta la 1 p.m., en lugar de que se suspenda a las 9 a.m.


En cuanto a si podría suspenderse por completo el racionamiento de agua para los clientes de Carraízo, el jefe de la AAA dijo que tienen que “validar el comportamiento sostenido del embalse”.


“En este momento la escorrentía sigue siendo alta”, dijo Pagán Crespo.


Actualmente, unos 140,000 clientes de AAA que reciben agua extraída del embalse de Carraízo están bajo el régimen de interrupción planificado, y de agudizarse la sequía podrían añadirse sectores que se sirven de otros embalses. La medida se debió a la sequía que ha afectado a Puerto Rico y ha caído por debajo del nivel normal de los embalses y ríos que abastecen a AAA con agua para su purificación y distribución.


La interrupción planificada original consistía en suspender el servicio en períodos de 24 horas, un día encendido y otro apagado, a partir de las 9 a.m.


Los clientes se dividieron en dos zonas, A y B, con períodos alternos de suspensión y restauración del servicio cada 24 horas. Las áreas afectadas en la primera fase fueron algunas partes de San Juan, Trujillo Alto, Canóvanas y Carolina.


Una Orden Ejecutiva 2020- 049, emitida por la gobernadora Wanda Vázquez Garced, que declara un estado de emergencia por sequía para todo Puerto Rico, se mantiene vigente, estableciendo, a partir del 16 de julio, significativas multas de entre $250.00 y $4,500.01 para aquéllos que desperdicien el agua.


La cuantía de las multas dependerá de si es una violación residencial, comercial/gobierno o industrial, y si existe reincidencia. Las restricciones de uso de agua potable dispuestas aplican a los municipios de Caguas, Aguas Buenas Cidra, Cayey, Gurabo, Juncos, Humacao, San Lorenzo, Las Piedras, Naguabo, Maunabo, Yabucoa, Guaynabo, San Juan, Adjuntas, Naranjito, Aibonito, Orocovis, Santa Isabel, Arroyo, Coamo, Juana Díaz, Patillas, Toa Alta, Barranquitas, Comerío, Peñuelas, Toa Baja, Bayamón, Corozal, Lajas, Ponce, Trujillo Alto, Cabo Rojo, Culebra, Río Grande, Vieques, Guánica, Loíza, Sabana Grande, Villalba, Canóvanas, Guayama, Maricao, Salinas, Yauco, Carolina, Guayanilla y San Germán.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png