• Editorial Semana

Pacientes de cáncer entre los de mayor riesgo de Covid-19


Por: Sociedad Americana Contra el Cáncer


La pandemia global debido a la enfermedad COVID-19 ocasionada por el coronavirus sigue teniendo un gran impacto en muchas personas incluyendo los pacientes de cáncer, sus familiares y aquéllos a cargo de su cuidado.


Algunas de las personas con cáncer podrían estar entre aquellas con mayor riesgo de enfermedades graves por una infección debido a que sus sistemas inmunitarios a menudo pueden estar debilitados por el cáncer y los tratamientos. La mayoría de la gente que ha recibido tratamiento contra el cáncer en el pasado (especialmente si ya transcurrieron varios años) son propensas a haber recuperado una función inmunológica normal, pero cada persona es diferente. Es importante que todas las personas con cáncer, así como todos los sobrevivientes de esta enfermedad, ya sea que se encuentren o no bajo tratamiento, hablen con un doctor que entienda su situación e historial médico.


Si usted es una persona con cáncer, sobreviviente o cuidador, hable con su equipo de profesionales médicos sobre qué medidas de precaución debe tomar. Tome en cuenta que algunas personas infectadas con el virus podrían no tener síntomas, pero aún podrían propagarlo hacia los demás. Por esta razón, es importante que todos sigan las recomendaciones emitidas por los CDC sobre cómo protegerse y proteger a los demás.

¿Debo usar una mascarilla?


Los CDC recomiendan que se use alguna prenda de tela para cubrir gran parte del rostro (algo que pueda colocar y ajustar sobre su cara con el fin de cubrir la nariz y boca), o bien, una careta o cubrebocas en caso de salir a lugares públicos, especialmente aquellos en los que estará en proximidad de otras personas. Los CDC no recomiendan usar cubrebocas o mascarillas que cuenten con una válvula o rejilla para el flujo unidireccional de aire, puesto que este tipo de accesorios expulsa el producto de la exhalación al exterior, permitiendo la posibilidad de propagación del virus a través de las diminutas gotas del rocío respiratorio.


Esta cubierta para el rostro impediría que usted propagara el virus en caso de tener la infección sin saberlo por no tener síntomas. Además, hacer uso de una cubierta para el rostro, esto también le protege a usted. Esta labor conjunta puede ayudar a frenar la propagación de la enfermedad COVID-19.


Es importante entender que usar una cubierta, careta o cubrebocas sobre el rostro no es un substituto del distanciamiento social. Aún sigue siendo muy importante conservar una distancia de al menos seis pies de las demás personas, incluso al estar usando cubrebocas, careta o cubierta para el rostro, así como continuar lavándose sus manos con frecuencia.


Recuerde lavarse las manos antes de ponerse una cubierta en el rostro, no toque su cara mientras la use vuelva a lavarse las manos justo después de quitársela.


¿Hay recomendaciones distintas para los personas con cáncer y para las personas a cargo de su cuidado?


Los CDC no cuentan con recomendaciones específicas sobre mascarillas para personas que tengan o tuvieron cáncer y sus cuidadores. Pero muchas personas que están recibiendo tratamiento contra el cáncer, especialmente terapias como la quimio y el trasplante de médula ósea los cuales pueden debilitar al sistema inmunológico, a menudo los médicos recomiendan a estos pacientes que usen una mascarilla para ayudar a reducir su exposición a gérmenes que podrían causar una infección. Si usted no tiene certeza de que la persona con cáncer o quien le cuida debería usar una mascarilla, póngase en contacto con su médico o algún integrante de su equipo de profesionales de la salud.


Los síntomas más comunes de la enfermedad COVID-19, la cual puede manifestarse en una persona de 2 a 14 días tras haberse contagiado, son: tos, Respiración entrecortada o falta de aliento, escalofríos, dolores en el cuerpo, garganta irritada, reciente disminución en la capacidad del olfato y del gusto, cansancio muy intenso, dolor de cabeza, diarrea, náuseas o vómitos, escurrimiento nasal.


Póngase en contacto con su médico o con el departamento local de salud pública en caso de presentar cualquiera de estos síntomas.


Si usted es una persona con cáncer o es quien se dedica a cuidar de una persona con cáncer y presenta cualquiera de las siguientes señales y síntomas graves de COVID-19, será necesario que reciba atención médica de inmediato: dificultad para respirar, dolor o presión constante en el pecho, estado reciente de confusión o dificultad para despertar, tono azulado en los labios o el rostro.


Algunas personas con COVID-19 podrían presentar signos o síntomas de coágulos en la sangre, tal como un tono azulado en los dedos de los pies (lo cual también es referido como “dedos covid de los pies”), inflamación de la parte inferior de las piernas, dolor en el pecho, falta de aliento o síntomas de derrame cerebrovascular (problemas en el habla, debilidad o entumecimiento en las extremidades). Las razones de esto aún están siendo estudiadas y la gente deberá acudir de inmediato a su médico en caso de presentar cualquiera de estos síntomas.

Entradas Recientes

Ver todo

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png