top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Partida de sacerdote deja vacío en católicos Caguas y Centro-Oriental




Por: Félix Tomás Miguel Aponte


La partida del Padre José Antonio “Tony” Oquendo Pabón, ocurrida el viernes 28 de junio, dejó notable vacío entre la feligresía católica cagüeña y pueblos limítrofes, por ganarse el aprecio y respeto en sus 44 años de ministerio sacerdotal.


“Padre Tony”, presbítero de la Diócesis de Caguas desde el 12 de abril de 1980, era oriundo de Vega Baja y descendía de padres vegabajeños, tal y como registra la Sociedad Puertorriqueña de Genealogía. Oquendo Pabón. Se licenció en Sagrada Teología con especialización en Espiritualidad en el Instituto Pontificio Santa Teresa de Jesús, en Roma, se dio a querer en su ministerio y demostró su pasión por la genealogía.


Específicamente, Rosa Aponte Vázquez, miembro de la Parroquia Nuestra Señora de la Providencia (congregación a la cual Padre Tony sirvió), le recuerda, a través de su página de Facebook, por su fuerte carácter. También, por su entrega a las personas enfermas o su disponibilidad para hacer un responso. El Municipio Autónomo de Caguas también destacó su liderazgo, dedicación de su vida al servicio y como ciudadano ejemplar.


El obispo diocesano, Mons. Eusebio Ramos Morales, constató en las exequias fúnebres que por medio de “gestos, palabras, experiencias de acompañamiento en la enfermedad y la vejez, supo celebrar consciente que era un sacerdote católico”. Hizo constar ese testimonio en las parroquias El Salvador y San Esteban y el Movimiento Juan XXIII, donde trabajó por muchos años. Padre Pedro Rafael Ortiz también instó a vivir “los mismos sentimientos, el amor por la Eucaristía y vida con el pueblo que ‘Padre Tony’ vivió”. El actual párroco, Padre Reinaldo Estrada, también conmemoró al difunto sacerdote en otra misa en su memoria.

53 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

No subestime su pérdida

Redacción Editorial Semana redaccion@periodicolasemana.net La amplitud y profundidad de sus reacciones durante la pena ante la pérdida de su ser amado no deben ser subestimadas. Cualquier respuesta ex

コメント


bottom of page