top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Prediabetes y consumo tabaco pueden triplicar riesgo ataque o derrame cerebral adultos jóvenes

Redacción Editorial Semana, Inc.

redaccion@periodicolasemana.net


La combinación de consumo persistente de tabaco y prediabetes (niveles de azúcar en sangre más altos de lo normal que podrían convertirse en diabetes tipo 2) triplica el riesgo de derrame cerebral en adultos jóvenes que no tienen otros factores de riesgo cardiovasculares, según un estudio preliminar que se presentó recientemente en las Sesiones Científicas de 2023 de la American Heart Association en Filadelfia.


Los investigadores utilizaron la Muestra Nacional de Pacientes Hospitalizados, una gran base de datos nacional que analiza las admisiones en todo Estados Unidos en 2019 de más de un millón de jóvenes entre 18 y 44 años de edad que consumen tabaco.


Las personas investigadas se consideran metabólicamente sanas sin factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares conocidas como presión arterial alta, diabetes tipo 2, colesterol alto u obesidad. Tenían diagnóstico anotado en sus registros médicos como consumidores persistentes o, a largo plazo, dependientes de la nicotina con dificultades para reducir su consumo.


De los admitidos en el hospital, aproximadamente dos de cada 1,000 tenían prediabetes y eran tabaco dependientes. Estas personas también tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. Sin embargo, puede reducirse mediante cambios en el estilo de vida, como consumir alimentos saludables, perder peso y aumentar la actividad física.


Al comparar a los consumidores de tabaco hospitalizados con prediabetes con aquellos sin prediabetes, los investigadores determinaron lo siguiente:


• Tasas más altas de enfermedad pulmonar obstructiva (19.2 % vs. 11.7 %, respectivamente), ataque cardíaco anterior (1.5 % vs. 0.4 %, respectivamente) y enfermedad renal crónica (2.5 % vs. 0.9 %, respectivamente).

• Una mayor probabilidad de que la hospitalización se debiera a un ataque cardíaco, derrame cerebral o insuficiencia cardíaca (2.9 % vs. 1.4 %, respectivamente).

•Que se debiera a un derrame cerebral (1.9 % vs. 0.5 %, respectivamente).


Después de realizar ajustes en función de numerosos factores posibles que también podrían haber influido (como la edad, la raza, el sexo, los ingresos del hogar, el abuso de alcohol o drogas y algunas otras afecciones médicas), esta población tenía un riesgo 3.31 veces mayor de que la hospitalización se debiera a un derrame cerebral.


El estudio consistió en un análisis de registros médicos electrónicos de la mencionada muestra en 2019. La base de datos registra entre siete y ocho millones de admisiones hospitalarias cada año.


El análisis incluyó todas las formas de consumo de tabaco, pero no se dispuso de información adicional para categorizar el tipo de uso. Sin embargo, tuvo varias limitaciones: examinó datos de pacientes de registros hospitalarios; utilizó de una base de datos que puede incluir errores de codificación; faltaba información sobre el motivo exacto de cada hospitalización; y no había datos de seguimiento.


6 visualizaciones

コメント


bottom of page