top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Promoviendo la transición del PAN al SNAP


Por: Jennifer González-Colón


Cada cinco años, el Congreso trabaja la Ley Agrícola que abarca todos los programas, fondos y regulaciones relacionadas a la alimentación, ya sea ganadería, agricultura, nutrición, comunidades rurales, investigación agrícola, seguros de cosechas, entre otros. La versión vigente de la Ley Agrícola aprobada en el 2018, expira el 30 de septiembre.


El Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos ha organizado múltiples sesiones alrededor de toda la nación sobre la Ley Agrícola. Esta medida es vital para nuestra economía y nuestra propia subsistencia. Por eso organicé la visita del presidente de ese Comité, Glenn “GT” Thompson para recibir comentarios de agricultores, productores y otros sobre diferentes áreas de la Ley Agrícola, incluida la nutrición (PAN-SNAP), los productos básicos (cultivos) y la producción.


El sector agrícola es fundamental para nuestra subsistencia. Sin embargo, debido a que importamos cerca del 80% de los alimentos que consumimos, somos particularmente susceptibles a la propagación de plagas y enfermedades de las plantas. Por eso impulsamos que se incluya en la Ley Agrícola, medidas para que nuestros cultivos se tomen en cuenta en los programas federales; mitigar cualquier proliferación de enfermedades de los cultivos que puedan diezmar la producción; atención y respuesta durante desastres; herramientas para la producción agrícola y otro.


Desde mi primer Congreso, he defendido y conseguido importantes financiamientos para el Programa de Asistencia Nutricional (PAN) en la isla, además de liderar esfuerzos a nivel congresional para que se concrete una transición del PAN al SNAP, que impacta a sobre 1.3 millones beneficiarios.


Durante el proceso de asignaciones para el año fiscal 2020, logre incluir lenguaje que proveyó $6 millones para un estudio sobre el PAN en Puerto Rico, incluyendo una actualización del estudio de viabilidad de una transición al SNAP. Este estudio sentó las bases para que se pudieran realizar las gestiones en el gobierno de Puerto Rico junto con el Departamento de Agricultura federal (USDA) que maneja estos fondos, para poder tener una transición al SNAP que proveería a los beneficiarios de más dinero para poder asegurar que tengan acceso a alimentos.


El PAN es una subvención en bloque con un límite que se financia con cerca de $2 mil millones cada año. Debido al financiamiento limitado, el PAN no puede ajustarse automáticamente a las fluctuaciones de la demanda, incluidas aquellas relacionadas con emergencias. Eso se vio luego de desastres, como el huracán María y la pandemia del COVID-19 que requirieron de acción por parte de la comisionada para que se aprueben más fondos. Si ocurre un desastre en los lugares que hay SNAP, ese aumento es esencialmente automático.


Por ello luché y conseguí fondos adicionales por desastres para la isla bajo el PAN: $1.27 billones en la Ley Pública 115-72; $98.9 millones en la Ley Pública116- 127; $197.9 millones en la Ley Pública 116- 136; $597.6 millones en la Ley Pública 116-260; y $966 millones en la Ley Pública 117-2.

2 visualizaciones

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page