• Editorial Semana

Propuesta para la renovación integral


Por: Jesús Santa Rodríguez


Nuestro distrito, que comprende Gurabo y parte de Caguas, al igual que el resto de la Isla, ha sido víctima de la indiferencia del gobierno de turno, que se ha hecho de la vista larga ante el sufrimiento y la necesidad de nuestro pueblo durante cuatro largos años.


Bajo la indiferencia de los líderes del PNP, hemos visto perder miles de millones de dólares en fondos federales que estaban destinados a la inversión en programas de salud para los médico indigentes y optimizar el acceso a una educación de calidad para nuestros niños y jóvenes, entre otras necesidades esenciales para garantizarnos una mejor calidad de vida.

Las carencias relacionadas con el pésimo manejo de la seguridad para los ciudadanos, necesidades de vivienda, restablecimiento de la infraestructura de las vías estatales y del alumbrado eléctrico, han sido mínimamente atendidas por la gobernadora y la legislatura del Partido Nuevo Progresista. Ellos han optado por mantener su guerra interna en un tira y tápate continuo, amarrándose cada cual al exiguo poder del bando de Wanda Vázquez, mientras estos le serruchan el palo al grupo de Pierluisi, olvidándose de cumplir mínimamente con las necesidades más urgentes del país.


En respuesta a la impunidad con la que el PNP ha manejado todos los asuntos de administración pública del país, el plan de gobierno propuesto por el Partido Popular Democrático para los próximos cuatro años, atiende las preocupaciones principales de nuestros ciudadanos, buscando garantizar un desarrollo económico sustentable a través de la creación de incentivos perdurables para la industria de la manufactura de fármacos, el fortalecimiento del modelo cooperativista, promover el turismo interno y externo, y adelantar el desarrollo empresarial de nuestros pequeños y medianos comerciantes. Este modelo de desarrollo económico integral propenderá en un aumento sostenido de empleos directos e indirectos, proyectando un incremento en el salario promedio de nuestros trabajadores y en una mejor calidad de vida para todos.


Esta propuesta programática también reconoce la importancia de los fondos federales disponibles, fomentando su manejo responsable y asegurando que lleguen a las arcas locales y sean invertidos responsablemente para los fines que están destinados: salud, seguridad, educación, vivienda e infraestructura. Con el propósito de erradicar el clientelismo y la corrupción, y garantizar la debida utilización de esos fondos públicos estatales y federales, se creará una unidad que dirija los esfuerzos de la lucha contra la corrupción y el fraude en el gobierno, y se evaluará la efectividad de esta faena empeñada con la transparencia a través de los portales de las agencias gubernamentales.


En Puerto Rico existen muchas crisis, y una de las que más preocupan a nuestro distrito -al igual que al resto del país- es la criminalidad. Por ello, la propuesta del Partido Popular está dirigida a atacar la médula espinal de los delitos, problema que lleva tiempo sin atender de forma estratégica, aumentando la tasa de esclarecimiento de estos, estableciendo un nivel de seguridad nacional con integración de la comunidad, fortaleciendo las unidades especializadas de violencia doméstica, delitos sexuales y maltrato de menores, y utilizado la tecnología para fortalecer la vigilancia, entre otras.


Puerto Rico no aguanta un minuto más de un gobierno entretenido en una lucha de poder intestina, con cada bando buscando echar la sardina a su brasa, mientras el país tiene que aguantar el calor de la corrupción, la impunidad y la indiferencia. Quedan menos de dos semanas para el cambio que merecemos y está en nuestras manos.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png