• Editorial Semana

Protéjase al visitar playas y áreas recreativas


Por: Editorial Semana, Inc.


Hacer actividad física es una de las mejores maneras de mantener el cuerpo y la mente sanos. Cuando visita parques, playas o centros recreativos abiertos al público, trate de protegerse de la exposición al SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, al poner en práctica el distanciamiento social y las medidas cotidianas como lavarse las manos con frecuencia y cubrirse la boca al toser y estornudar.


Cumpla con estas medidas cuando concurra a un parque, una playa o un centro recreativo:

Visite parques cercanos a su casa - El hecho de tener que recorrer largas distancias para ir a un parque puede propiciar la propagación del COVID-19 ya que:


Al viajar es necesario hacer paradas o se está en contacto con otras personas con las que de otro modo no tendría contacto. Además, durante el viaje se expone a superficies contaminadas con el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.


Consulte antes de ir a un parque para saber con certeza qué áreas o servicios están abiertos, como centros de visitantes, baños y puestos de venta, y lleve algunas cosas necesarias, como desinfectante de manos u otros suministros para mantener una higiene adecuada.


Playas y otros balnearios: Practique el distanciamiento social y evite los parques muy concurridos. Permanezca al menos a 6 pies de distancia de las personas con las que no convive ("distanciamiento social") en todo momento. No existe evidencia de que el COVID-19, pueda propagarse entre las personas a través del agua en estos lugares, pero guarde distanciamiento social dentro y fuera del ella. Así esté dentro o fuera, mantenga esa distancia de las personas que no viven con usted. Evite los espacios para nadar, playas, piscinas, juegos acuáticos y bañeras de hidromasaje con mucha concurrencia donde no puede mantener tal distancia y no visite parques donde tampoco sea posible. Los espacios abiertos, senderos y circuitos podrían ser las mejores opciones. No vaya a un área concurrida.


Use una mascarilla siempre que sea posible. Las mascarillas son especialmente importantes en momentos en los que es difícil mantener el distanciamiento social, por ejemplo al practicar senderismo en caminos populares o con mucha presencia de personas. Las siguientes personas no deben usar mascarillas: menores de 2 años de edad, personas con problemas respiratorios, personas que estén inconscientes, que no puedan moverse o no puedan quitarse la mascarilla sin ayuda. No se deben usar mascarillas al participar de actividades en las que podrían mojarse, como al nadar.


Quédese en casa si está enfermo


Si está enfermo o dio positivo en la prueba de detección del COVID-19, estuvo expuesto recientemente (en los últimos de 14 días) a alguien con COVID-19 o simplemente no se siente bien, no concurra a áreas públicas como parques o centros recreativos. Siga las medidas recomendadas que debe tomar si está enfermo.


Use mascarillas cuando no está en el agua. No coloque mascarillas a menores de 2 años ni a personas con dificultad para respirar, que estén inconscientes, incapacitadas, o se les dificulte quitársela. Las mascarillas son especialmente importantes cuando se dificulta mantener el distanciamiento físico.


Lávese las manos con frecuencia con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente antes de comer o beber y cuando llega y se va del lugar para nadar. Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol y frote sus manos hasta que estén secas. Los desinfectantes de manos no son tan efectivos cuando las manos están visiblemente sucias o engrasadas, por lo que debe quitarse la tierra o la arena antes de usarlos.


Evite compartir artículos como comida, equipos, juguetes y suministros con personas con las que no convive.


Si no lleva puesta una mascarilla, recuerde cubrirse con un pañuelo desechable o la parte interna del codo al toser y estornudar, bote el pañuelo en la basura y lávese las manos inmediatamente o, si no hay agua y jabón disponibles, use desinfectante de manos.


No hay evidencia de que el virus que causa el COVID-19 pueda transmitirse a las personas a través del agua de piscinas, bañeras de hidromasaje o áreas de juegos acuáticos. Además, las tareas de mantenimiento y desinfección (con cloro y bromo) adecuadas de las piscinas deberían resultar para inactivar al SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png