• Editorial Semana

Que No Ganen Los Mismos


Por: Charlie Delgado Altieri


Durante las pasadas semanas has estado escuchando insistentemente el mensaje de que es hora de sacar a los mismos del poder. Es irónico que te digan que saques a los mismos, sabiendo que el resultado de un voto por ellos sería la permanencia de EL MISMO gobierno corrupto e insensible del PNP.


En esta recta final es vital que tengas claro que yo, no soy de los mismos. Nací y me crié en Lares, mi padre, quien fue maestro, y mi madre, quien fue supervisora en una fábrica, nos enseñaron desde muy pequeños el valor del trabajo, de luchar por la familia y por el pueblo. Estudié en las escuelas públicas de mi pueblo y luego en nuestra Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras. Uní mi vida a la de una mujer excepcional, Rosa, y juntos, durante los 35 años que Dios me la regaló a mi lado, formamos y cuidamos una familia hermosa, criamos tres hijos, disfrutamos nuestros nietos y en los inicios de esa aventura emprendimos nuestros negocios como pequeños comerciantes, ya ubicados en Isabela.


Mi lucha en la vida ha sido igual a la de la gran mayoría del pueblo trabajador. Yo no vengo de familia con contactos, ni pudiente, ni mucho menos me crié en la opulencia en que han vivido muchos de esos que hoy alegan ser “nuevos” o “distintos” en la política. Si hay una razón que me ha movido a estar en esta carrera para dirigir los destinos del país, es que he podido ver la ruta de decadencia y cuesta abajo que ha tomado nuestro Puerto Rico durante los pasados años.


No me puedo permitir que ganen los mismos. Los mismos son aquellos que hoy gobiernan, pero también son los que, mientras en años recientes fueron aportadores, donantes, panas del liderato del PNP y festejaban juntos en sus mansiones, hoy se arropan detrás de un Movimiento y te dicen que son nuevos, que no son los mismos. Pues sí: son los mismos, los mismos que surgieron de la trastienda del PNP, los mismos que tienen acceso a contratos millonarios, los mismos que hablan de educación accesible para nuestros niños y jóvenes, pero se roban millones de dólares del Departamento de Educación, quitándole ese dinero de las manos a los maestros y estudiantes.


Mi vida de 20 años al servicio público es mi mejor prueba ante ti de que nunca he estado pendiente de otra cosa que no sea trabajar para mejorar la calidad de vida de mi gente. Por eso es que te he estado hablando de una segunda transformación para el país: necesitamos urgentemente cambiar la ruta, redirigirnos a la creación de empleos, a que vuelvan las fábricas a producir desde aquí, para que tengamos buenas oportunidades para todos. Que al igual que mi madre, con su trabajo duro desde una fábrica en Lares, fue pilar del sostenimiento de la familia, junto a mi padre, y nos echaron pa´lante a mis tres hermanas, mi hermano y a mí, tu puedas echar pa´lante a tus hijos y nietos para que tengan un futuro próspero en nuestro suelo y el país vuelva a brillar como productor, teniendo fuentes de generación de dinero nuevo alrededor de toda la isla.


Es importante que sepas que procuraré bajo mi gobierno la creación de polos de desarrollo económico en las distintas regiones del país y no serán desarrollos centralizados en las zonas metropolitanas. Todos somos puertorriqueños, todos necesitamos desarrollo y oportunidades, así lo creo y así velaré por que se haga.


Es momento de que nosotros, el pueblo que sabe lo que pasa en la calle, la gente que sufrimos y padecemos la mala administración gubernamental, los que nos levantamos y luchamos a diario para poder mantener a nuestras familias, los que añoramos un país digno y con oportunidades para que nuestros hijos y nietos no se nos vayan a lugares lejanos; retomemos el mando del país. Debemos decirle que no a los mismos del PNP, pero también a los mismos que andan con mascarillas de hipocresía y falsedad. Que nada nos detenga, ni desvíe de sacar del poder a un liderato que ha abusado de la confianza que su propia gente le brindó en el 2016. Que sepan que tú y yo vamos juntos a luchar por nuestro país, a elegir a un gobierno de buena administración, con sensibilidad de los problemas que enfrentamos y que venga a limpiar la casa de la corrupción y los amiguismos que durante años han golpeado a esta tierra que tanto amamos.


Te pido directamente tu confianza expresada a través de esa gran herramienta que nos da la democracia. Te pido tu voto, para que juntos echemos a Puerto Rico nuevamente a andar. Dame tu voto para poder transformar el sistema de educación pública, para devolverle los fondos que le han quitado a la UPR, para crear nuevas fuentes de ingresos y capitalizar los fondos que se usan para pagar las pensiones a nuestros retirados, para devolver el control y la dirección a los componentes de seguridad del país, para crear zonas libre de impuestos para nuestros jóvenes empresarios, para poner en marcha mi plan Agricultura 2030, para que tengas un gobierno sensible que atienda con responsabilidad tus necesidades en tiempos normales y con mayor agilidad y empeño en tiempos de emergencia.


Dame tu voto para sacar a los mismos del PNP y decirle basta ya a los otros que también son los mismos, pero que se escudan con mascarillas y disfraces. Todo el pueblo clama por un amanecer en donde la equidad social, la transparencia, el respeto y la honestidad sean el norte de su nuevo gobierno. Yo quiero traer ese nuevo amanecer a mi país, estoy seguro de que tú y yo lo lograremos, dame tu voto y te aseguro que ¡juntos ganamos!

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png