• Editorial Semana

Rechazan las iglesias sean foco de infección del COVID-19


Por: Editorial Semana, Inc.


Representantes de distintas iglesias en Puerto Rico rechazaron que sus templos sean foco de infección del COVID-19, como planteó el Task Force Médico que asesora al gobierno, cuando las puso en igual nivel de riesgo que restaurantes y cines. Aún así, la gobernadora Wanda Vázquez Garced anunció que los centros de fe podrán operar durante los siete días de la semana, siempre que cumplan con un límite de 25 por ciento de ocupación según el código de edificación.


El obispo de la diócesis de Arecibo, Monseñor Daniel Fernández Torres aseguró que “Hemos establecido e implantado un protocolo aún más restrictivo que las guías del gobierno y hemos demostrado nuestra disponibilidad para colaborar con las autoridades para evitar la propagación”.


Indicó que en la diócesis que dirige el protocolo establecido incluye medidas sobre toma de temperatura, uso obligatorio de mascarillas y distanciamiento social. De igual manera, se estableció que en caso de que una persona que haya participado de una celebración religiosa arroje un resultado positivo al COVID-19, se deberá cerrar de inmediato el mismo y proceder a una desinfección certificada de la estructura, aislamiento social y notificación a la feligresía.


“Hemos seguido ese protocolo y aunque no es posible predecir las acciones de todos los que acuden voluntariamente a las celebraciones en nuestras parroquias y capillas, no hay constancia alguna de que estas hayan sido foco de infección”, recalcó.


En términos similares se expresó La Fraternidad de Concilios Pentecostales (FRAPE), que agrupa a Concilios y Ministerios Cristianos de Puerto Rico, lo que se traduce en más de 2,000 congregaciones.


“Hasta el día de hoy (miércoles), hemos mantenido el más alto y riguroso protocolo. Mientras dure la pandemia continuaremos ejerciendo una postura de prevención a fin de evitar el contagio del COVID 19”, señalaron en declaraciones escritas.


“Consideramos incitador e irrespetuoso el término que algunos han utilizado refiriéndose a las iglesias, como foco de infección, sin evidencia científica alguna para tal expresión”, recalcaron.


“No claudicaremos en mantener firme nuestros derechos como iglesia y recurriremos a los foros pertinentes para que se garanticen los derechos de nuestras congregaciones. Rogamos a Dios, provea dirección y capacidad a nuestro Gobierno, para enfrentar esta y todas las crisis que se avecinan a nuestro pueblo de Puerto Rico. Mantendremos nuestra postura de solidaridad y mano amiga, sin renunciar a nuestros derechos y obligaciones”, concluyó la FRAPE.

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png