top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Reconocen a tres cayeyanos de la tercera edad que promueven el turismo en Puerto Rico


De izquierda a derecha, Juan Vega, Ángel López y Valentín González.

Redacción Editorial Semana, Inc.

redaccion@periodicolasemana.net


El alcalde de Cayey, Rolando Ortiz Velázquez reconoció a tres cayeyanos que voluntariamente se dieron a la tarea de visitar todos los municipios de Puerto Rico, conocer a sus alcaldes y tener el escudo de la bandera de cada uno.


“Lograron su misión y representan un ejemplo a seguir. Con mucho respeto pienso que merecen el más alto reconocimiento de la Legislatura y de la Compañía de Turismo de Puerto Rico por promover las visitas a los 78 municipios, pues no solamente recibieron las banderas y los escudos, también pudieron ponchar el pasaporte puertorriqueño en cada uno de las respectivas municipalidades. Esta iniciativa genera una actividad turística familiar que merece ser emulada por todos los puertorriqueños que han querido visitar todas las plazas y retratarse en ellas. Estos tres hermanos cayeyanos lo lograron por eso reciben nuestro reconocimiento”, señaló el alcalde.


Juan Vega y Ángel López son graduados de la escuela Benjamin Harrison 1970, donde estudió Mildred Martínez, la esposa de Valentín González, quien nació en la República Dominicana y está en Cayey desde el 1968, a donde llegó como seminarista. “Llegué a Puerto Rico para ser padre en la iglesia, y terminé padre de 3 hijas”, asegura entre risas Valentín. Por su parte, Ángel López, vivió y trabajó durante más de de 30 años en Nueva York como terapista de higiene mental en un hospital psiquiátrico. “Allí crié mi familia, pero siempre me sentí extranjero. Tenía que regresar a Cayey y aquí estamos”. Mientras, Vega es retirado de la banca, primero del First Federal Savings (hoy First Bank) y luego del Banco Popular. Posteriormente fue oficial de Asuntos Federales en el Municipio de Cayey.


“Hace cerca de dos años comenzamos haciendo senderismo en lugares como Toro Negro en Maricao, donde nos tomó cuatro horas hasta llegar a la cima. También El Rodadero en Yauco, Fuerte Caprón en Guánica, Los Tres Picachos, como parte de El Yunque. Las vistas espectaculares. En el Cerro Mime fuimos en Orocovis. Nosotros no chinchorreamos, nosotros turisteamos”, señala Vega.


Los tres muchachos, como se autodenomina el trío, se reúnen todos los miércoles, viernes y domingo para almorzar. “Comenzamos haciendo senderismo y cuando Valentín nos comentó de la iniciativa del Pasaporte de Turismo, ahí comenzamos a ir a cada uno de los pueblos, de todos. No le pedimos sellos a nadie, a cada pueblo fuimos a la Alcaldía, la Casa Parroquial y por supuesto, cada fonda o cafetería. En el caso de Vieques y Culebra, no nos quedamos a pernoctar. En días distintos fuimos a ambas islas, pero en día de semana, para visitar las Casas Alcaldías”, asegura López.


“Aún teniendo visitas bajo temporal, siempre nos encomendamos a Dios nuestro señor. Nunca hemos tenido ni problemas ni accidentes. Puerto Rico no se puede comparar con ningún otro país. Y lo mejor es la gente. En Cayey y en todos los pueblos”, señala González. Los aventureros tienen hasta su página ‘Los Men’ en la red social Facebook. Otra de sus iniciativas se ha extendido a visitas asiduas a la República Dominicana, lo que generó que Valentín creara una entidad sin fines de lucro en Moca, provincia de Espaillat, denominada ‘Fundación María Dolores’, en honor a su fallecida madre.


“Ya hemos construido cinco casas a personas con gran necesidad de vivienda. Yo soy del sector La Lomita, en La Laguna en Moca, donde hay mucha necesidad. Nosotros en mi familia siempre hemos tenido la costumbre de ayudar. Yo llegué a esta Isla en el 1968 como seminarista. Hice el bachiller en Humanidades, maestría en ciencias de la información y dediqué 18 años a la Escuela de Derecho de la Universidad Interamericana. Luego me percato que hacía falta una librería jurídica en Puerto Rico. Ahí fundo Biblio-Services, que ahora administran mis hijas”, señala Valentín, quien ostenta el honor se ser ‘Clase 1972’, la primera del otora Colegio Universitario de Cayey (CUC), hoy Recinto de la Universidad de Puerto Rico (UPR).


Los muchachos están ya planificando sus próximas aventuras para el resto del 2023 y el próximo año. “El tiempo se va muy ligero. Yo puedo decir que cada persona debe cumplir con sus obligaciones, y ser generosos, cumplir con ayudar a los demás. Nosotros trabajamos fuerte por muchos años, y ahora estamos disfrutando del fruto de lo trabajado. Ese es el consejo”, finalizó Vega.

2 visualizaciones

Comments


bottom of page