top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Relacionadas la salud mental y el corazón


Redacción Editorial Semana, Inc.

redaccion@periodicolasemana.net


El estrés y la depresión pueden tener un impacto negativo en la salud física e incluso pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular.


“La reacción biológica del cuerpo al estrés, la ansiedad y otros problemas de salud mental pueden manifestarse físicamente a través de una frecuencia o ritmo cardíaco irregular, aumento de la presión arterial e inflamación en todo el cuerpo. La salud psicológica negativa también se asocia con comportamientos de salud relacionados con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, como fumar, niveles más bajos de actividad física, dieta poco saludable, sobrepeso y no tomar los medicamentos según prescrito”, dijo el Dr. Glenn N. Levine, maestro clínico y profesor de medicina en Baylor College of Medicine. y jefe de la sección de cardiología del Michael E. DeBakey VA Medical Center. Levine es el presidente voluntario del comité de redacción de la declaración científica “Psychological Health, Well-Being and the Mind-Heart-Body Connection”, emitida por la American Heart Association.


Los estudios encontraron que algunas personas, incluidas las personas afroamericanas, pueden enfrentar un mayor riesgo de problemas de salud debido al estrés crónico, la depresión y la ansiedad relacionados con los factores estresantes psicosociales, en particular los relacionados con la desigualdad social y económica, la discriminación, el racismo sistémico y otros factores sociales. Un estudio publicado en el “Journal of the American Heart Association” encontró que los adultos estadounidenses que informaron sentirse altamente discriminados en el trabajo tenían un mayor riesgo de desarrollar presión arterial alta en comparación con aquellos que informaron una baja discriminación en el trabajo.


Considere estos consejos de Levine para mejorar su conexión mente-corazón-cuerpo:


• Practique la meditación regularmente. Incluso acciones simples como estar en comunión con la naturaleza o sentarse en silencio y concentrarse en la respiración.

• Obtenga suficiente sueño reparador. Establezca una hora regular para acostarse, apague o atenúe los dispositivos electrónicos a medida que se acerca la hora de acostarse y forme una rutina para despertarse.

• Cree conexiones y manténgase en contacto. Comuníquese y conéctese regularmente con familiares y amigos, o participe en actividades para conocer gente nueva.

• Practique el movimiento consciente. Hay muchos tipos de prácticas suaves y conscientes, como el yoga y el tai chi, que se pueden hacer en cualquier lugar sin equipo especial para ayudar a relajar el alma y los músculos.

• Pase tiempo con su amigo peludo. Los animales de compañía a menudo son miembros queridos de la familia y las investigaciones muestran que las mascotas pueden ayudar a reducir las reacciones fisiológicas al estrés, así como a mejorar la actividad física.

• Haga ejercicio. La actividad física regular (se recomiendan 150 minutos de actividad moderada, 75 minutos de actividad vigorosa o una combinación de ambas a la semana) puede ayudar a aliviar la tensión, la ansiedad y la depresión, y brindarle un “subidón” inmediato por ejercicio.

3 visualizaciones

Comments


bottom of page