Buscar
  • Editorial Semana

Relacionan enfermedades del corazón con COVID-19

Por: Editorial Semana, Inc.


La American Heart Association estableció el Registro de Enfermedades Cardiovasculares del COVID-19 al inicio de la pandemia, y el registro ha llevado a una serie de estudios que informan que las personas con enfermedades cardiovasculares (ECV) o con riesgo de padecerlas tienen más probabilidades de contagiarse y morir a causa del COVID-19. Además, se descubrió que muchas personas experimentan nuevas enfermedades cardíacas y vasculares luego de tener COVID-19.


En un estudio procedente del registro y publicado a principios de septiembre, se descubrió una nueva aparición de fibrilación auricular (FibA) en 1 de cada 20 pacientes hospitalizados con COVID-19.


En la investigación del registro presentada en la Conferencia internacional sobre ataques o derrames cerebrales de la American Heart Association a principios de 2022, se descubrió que las personas hospitalizadas con COVID-19 tenían mayor riesgo de sufrir un ataque o derrame cerebral en comparación con las que padecían afecciones infecciosas similares, como la gripe o la sepsis.


En un estudio publicado en la revista Journal of the American Heart Association en 2021, se descubrió que la obesidad, la presión arterial alta, la diabetes y la insuficiencia cardíaca, todos factores de riesgo relacionados con las ECV, eran cuatro de los principales riesgos de complicaciones del COVID-19.


“Existen pruebas claras de que las personas que padecen enfermedades cardíacas y vasculares, e incluso las que tienen factores de riesgo de ECV, tienen más probabilidades de contagiarse de COVID y sufrir complicaciones más graves a causa del virus. También sabemos que el COVID no es solo una enfermedad respiratoria, sino que puede causar enfermedades cardíacas y problemas de coagulación de la sangre en personas que nunca han padecido este tipo de afecciones”, afirmó Dr. Eduardo Sánchez, M.P.H., director médico para la prevención de la American Heart Association. “Recomendamos a todas las personas que cumplan los requisitos que se vacunen y reciban todos los refuerzos recomendados. Se ha demostrado que los efectos secundarios de la vacuna son mínimos y superan ampliamente el mayor riesgo de contraer COVID”.


Aunque las vacunas contra la gripe y el COVID-19 son de suma importancia, también hay otras vacunas que pueden ayudar a mantener la salud del corazón, como la vacuna neumocócica, que protege contra una causa común de neumonía grave que puede ser mortal, sobre todo para las personas que ya tienen un alto riesgo de sufrir complicaciones de salud, incluidas las ECV. También la vacuna contra el Zóster, una infección vírica causada por el virus de la varicela, se relacionó con un mayor riesgo de sufrir un ataque o derrame cerebral. La vacuna contra el zóster puede reducir el riesgo de ataque o derrame cerebral en aproximadamente un 16% en los adultos mayores.


También hay investigaciones en las que se relaciona el virus del papiloma humano, o VPH, una infección común de transmisión sexual, con las enfermedades cardiovasculares.

19 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Por: Nellie Torres de Carella Patóloga del Habla y Lenguaje “¿Mi nene tiene frenillo?” Esa la pregunta usual de los padres cuando solicitan los servicios de terapia del habla, al notar que su niño de