top of page
Buscar
  • Editorial Semana

Siempre, gracias


Por: Lilliam Maldonado Cordero


En Puerto Rico se celebra el Día de Acción de Gracias por adopción, resultado de la relación política que mantiene el país con los Estados Unidos. De acuerdo con varias memorias del origen de esta festividad -algunas de ellas consideradas como un legado histórico cuestionable de esclavitud y persecución religiosa-, este evento fundacional estadounidense rememora las vicisitudes que padecieron los peregrinos que huyeron de Europa y se asentaron en aquel misterioso “Nuevo Mundo”. Entre relatos y mitos, se habla del momento en que estos compartieron mesa y comida con los indios nativos americanos en un trace dominado por las dificultades, la inseguridad y hasta el hambre.


Aunque la imagen que muchos tienen de este día es una mesa con un pavo como el gran protagonista, en otros países también se celebra un día de gracias, revestido con las costumbres y tradiciones propias.


En Japón, cada 23 de noviembre se celebra el Día del Agradecimiento por el Trabajo, que es cuando se agradece por la productividad, constituyendo un acto de gratitud general por la virtud de contar con la bendición de poder laborar y por la dedicación de los servidores públicos. Los estudiantes hacen dibujos en conmemoración de esta festividad y los regalan a los policías destacados en las calles, los médicos y enfermeras. Las organizaciones que agrupan trabajadores realizan marchas, mientras los superiores de las compañías expresan agradecimiento a sus empleados y asociados. En lugar de un pavo asado, la mesa está ocupada por platos con arroz blanco, pescado y té. Los japoneses escogieron esta fecha, pues es la ideal para celebrar el pico del otoño, seguramente guardando una cercana relación con el sintoísmo, una de las religiones más extendidas en ese país que guarda una cercana relación con la naturaleza. Es en otoño cuando se obtienen las cosechas más abundantes, especialmente el arroz cultivado durante todo el año, bendición que se agradece y consagra a sus dioses del cielo y la tierra.


En Canadá también se celebra el Día de Acción de Gracias cada segundo lunes del mes de octubre. Aunque se sirve pavo y pastel de calabaza, como sus vecinos estadounidenses, también se presentan platillos especiales de cada región. Se dice que esta celebración data de 1578, cuando el explorador inglés Martin Frobisher agradeció a Dios por haber podido llegar seguros a Terranova al completar un viaje a través del océano. Aunque había sido contratado por la corona británica para encontrar una ruta a China, llegó en cambio a las costas de lo que es hoy Canadá, acontecimiento que celebraron él y su tripulación con un gran banquete. Para 1859, la iglesia requirió del gobierno canadiense designar un día oficial de agradecimiento a Dios por las cosechas, mientras enfrentaban una crisis de fe por la influencia de la teoría de la evolución de las especies propuesta por Charles Darwin que retaba la alegoría de la Creación. Con el tiempo, los canadienses fueron adoptando algunos elementos culturales de los Estados Unidos, y finalmente, en 1957, adoptaron oficialmente esta celebración.


En Puerto Rico, el Día de Acción de gracias es la oportunidad para mostrar nuestra gratitud a Dios por la bendición de poder partir el pan junto a la familia, amigos y vecinos, mientras aprovechamos para encender tempranamente las luces de la Navidad que iluminarán el camino de esperanza que recorreremos juntos en estas celebraciones tan señaladas.

2 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page