• Editorial Semana

Turismo, cultura y desarrollo económico


Por: Juan David Hernández León, PhD c.


El turismo es piedra angular en todos los países. Mediante éste se hacen intercambios culturales y se les enseñan las particularidades del pueblo, ciudad o país a las personas que vienen de otras nacionalidades o de los que salieron del país y quieren recordar elementos que dejaron una huella en su vida. Si bien hubo una serie de desastres naturales como: temblores, huracanes y pandemias, no es menos cierto que los lugares tradicionales de turismo interno como externo fueron relegándose a un segundo plano. Haciendo un análisis somero de la ciudad, entendemos que pasan de 100 los lugares históricos del Centro Tradicional Urbano, que pueden servir de ancla económica a la ciudad. Existen escuelas con valor arquitectónico e histórico, por donde pasaron, maestros, estudiantes y empleados que dejaron una huella en cada una de nuestras familias. De la misma forma podemos mencionar al maestro como clase social, ya que entendemos que casi todas las familias de la ciudad tienen al menos un maestro en sus familia.


De otra parte están los eventos políticos que se desarrollaron en Caguas como: la frustración de la Masacre a los Cadetes del Partido Nacionalista, el acuerdo de la Carta Autonómica, el traslado del periódico “ La Democracia”, el lugar donde se llevó a cabo el acuerdo del Partido Federal Americano para realizar la primera abstención electoral bajo el gobierno militar norteamericano, La Plaza Santiago R. Palmer, la Casa de D. Luis García Casanova, maestro, arquitecto y Presidente del Partido Nacionalista Puertorriqueño, y la casa de Doña Manuela Toro Morice, entre otros. También existen, aunque varios en en ruinas, teatros que marcaron un hito en nuestra historia y se integran con los maestros de arte dramático como Doña Gloria Burgos, matrona del teatro moderno de Caguas.


El proceso se comenzó a llevar a cabo de una ciudad comprometida con el desarrollo cultural con la publicación del libro “Historia y cultura”. El mismo se comenzó a efectuar para el 2006 con el desarrollo de varios programas por parte del Municipio en esa dirección. Lugares como “ El Conejo Blanco” historias que muchos no quisieran recordar pero que está ahí, de forma silente, que no se puede borrar.


Entendemos que se puede hacer una zona histórica que sea parte del desarrollo económico y cultural de nuestra ciudad, en el cual puedan converger los fondos C.D.B.G. ( Comunity Development Block Grant), el Archivo Histórico, como columna vertebral del proceso y los Departamentos de Desarrollo Cultural, Desarrollo Económico y Planificación. Eso le daría al pueblo una sola versión de la historia de la ciudad partiendo de Fuentes Primarias y de organización a lo que pudiera ser el ancla de nuestro desarrollo económico, no solamente para ahora sino para el futuro. No hemos tocado a nuestro primer Beato puertorriqueño, Carlos Manuel Rodríguez y su verdadera historia. También tenemos que considerar la historia de la Iglesia Católica y la de la Iglesia Protestante, Primera Iglesia Bautista como de La Escuela de Consejo Moral., entre otras, de manera que seamos incluyentes no excluyentes a todos los sectores de la historia.


Para concluir, entendemos que los inmuebles hablan por sí mismos y la gente que interaccionó con ellos son los que le siguen insuflando sangre, convirtiéndolos en elementos vivos de nuestra historia y de nuestras raíces. No hay mejor forma para desarrollar a los pueblos que con la educación, comencemos con el casco del pueblo que es nuestra carta de presentación. . .continuaremos

Suscríbete a nuestro boletín

© Editorial Semana, Inc.

Calle Cristóbal Colón Esquina Ponce de León #21 Caguas, PR, 00725

icono.png