top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Un enfoque divertido en el Campamento Muni



El alcalde William Miranda Torres comparte con algunos de los participantes.

Por Jorge L. Pérez/JPG Media Group

Fotos Pepo Pereira/Municipio de Caguas


Durante todas estas semanas, desde el 3 hasta el 28 de junio, casi 300 jovencitos de las edades de 5 a 12 años han venido disfrutando de las múltiples actividades que ofrece el Campamento Muni, organizado anualmente por el municipio autónomo de Caguas desde hace 43 años.


Y todos disfrutan del variado menú deportivo y recreacional que se ofrece en las instalaciones del Complejo Deportivo Angel O. Berríos, encabezadas por el coliseo Roger L. Mendoza.


De 8:00 a.m., a 3:00 p.m., diariamente, los distintos grupos transitan por las distintas estaciones deportivas, pasando aproximadamente una hora en cada uno de tres deportes por la mañana y otras tres por la tarde.


Así, muchos de ellos saborean por primera vez las distintas variantes deportivas en un ambiente totalmente recreativo, y libre de competencias, e incluso tal vez encuentran el deporte que se convertirá en el favorito de sus vidas: gimnasia, baloncesto, vole3ibol, béisbol, hockey, boxeo y manualidades.


Cada uno tiene su atractivo particular.


Antonio Piñero, del gimnasio Cheo Aponte, es el técnico de boxeo.


“El sistema de trabajo es con tres grupos de muchachos por la mañana y tres por la tarde, en sesiones de una hora de duración”, dijo. “Luego cada grupo pasa a estaciones en otros deportes”.


Aunque la edad de los participantes en el campamento fluctúa entre los cinco y los 12 años, “yo no trabajo con niños de cinco años, sino con gruposde 9-10 y 11-12, varones y hembras... porque hay muchas muchachas, y les gusta”.


“En general a todos los niños les gusta el boxeo, aunque a los padres no tanto: algunos piensan que es un deporte agresivo o que puede hacerlos malos seres humanos, pero no es así”.


De todos modos, la experiencia es muy leve: “Yo empiezo por lo básico: cómo pararse, los tres golpes... luego, en otra sesión, los familiarizo con los equipos: los guantes, para qué son los sacos o las peras locas... al final, como es lo que ellos quieren, los subo al ring y hacemos una ‘escuelita de combate’ pero sin tirarse golpes fuertes ni a la cara”.


La natación, entretanto, es siempre una de las grandes atracciones de los campamentos de verano, y esta no es la excepción, usándose la piscina Sonia Alvarez del complejo.


Sin embargo, de acuerdo al entrenador Junior Torrech, se trata de un uso completamente recreacional.


Niñas y niños participan en varios deportes.

“Muchos de nuestros nadadores universitarios que ya han terminado sus competencias nos dan la mano sirviendo como salvavidas y puede que en algún momento les den sus clasecitas”, dijo, “pero es principalmente algo recreacional”.


“Los niños ni siquiera tienen que saber nadar, porque incluso hay una parte muy llana de la piscina que tiene como dos pies”.


Al igual que en los otros deportes, los grupos de niños se rotan: “Cada grupo está de una hora a hora y media en la piscina”, explicó.


El baloncesto está a cargo de los técnicos Nelson Pérez y Carlos Quintana, del programa de entrenamiento baloncelístico One Percent Basketball, con sede también en el Angel O. Berríos.


“Es nuestro segundo año en Muni, porque antes fue lo de la pandemia”, explicó Nelson, quien ahora dirige el baloncesto de a Caguas Private School.


“Aquí Carlos trabaja con los niños de 5 a 8 años y yo con los de 9 a 12, en sesiones de una hora, y les enseñamos las destrezas básicas: ‘dribleo’, pases, tiros al canasto, defensa...”.

6 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page