top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Un pueblo viejo




Por: Myrna L. Carrión Parrilla


En una sociedad donde existen tantas técnicas para lucir más jóvenes, donde la medicina ha ayudado a prolongar la vida, en la que la moda permite lucir modas de tipo juvenil sin importar la edad, en la que las imágenes y caras jóvenes son más atractivas para atraer, entre otros, aceptar que somos un pueblo o país de viejos es un tanto difícil.


Como muchos países la mayor parte de la población está en edades adultas avanzadas, basta con salir a cualquier evento, espectáculo, oficina de gobierno o agencia de gobierno y veremos la realidad.


Las salas de parto, escuela, centro de cuido y hasta oficinas de pediatras cerrando y las oficinas de los médicos, hospitales y hogares para ancianos que no dan abasto.


Explican los sociólogos que el mundo está envejeciendo a gran velocidad.


“Las personas de 60 años o más representan el 11% de la población mundial y, de aquí a 2050, esta cifra aumentará hasta el 22%. El envejecimiento constituye un triunfo del desarrollo: la gente vive más debido a una mejora de la nutrición, el saneamiento, la atención médica, la educación y el bienestar económico. Aunque el envejecimiento de la población plantea retos sociales y económicos, consideran que con un conjunto de políticas adecuado, las personas, las familias y las sociedades pueden abordar estos retos y recoger sus beneficios”.


El envejecimiento de la población no tiene precedentes. Es, sin duda, un proceso sin comparacion en la historia de la humanidad. Los estudios demuestran que la población envejece cuando aumenta la proporción de personas de la tercera edad, es decir, los mayores de 60 años o más, se acompaña de reducciones en la proporción de niños (personas menores de 15 años) y por la disminución en la proporción de personas en edad de trabajar (15 a 59).


A nivel mundial, el número de personas de la tercera edad se espera que supere el número de niños por primera vez en el año 2045. En las regiones más desarrolladas, donde el envejecimiento de la población está muy avanzado, el número de niños cayó por debajo de la de las personas de la tercera edad hace apenas 26 años, en el año 1998.


El envejecimiento de la población es profundo y tiene importantes consecuencias y repercusiones para todas las facetas de la vida humana.


En el ámbito económico, el envejecimiento de la población tendrá un impacto en el crecimiento económico, el ahorro, la inversión, el consumo, los mercados de trabajo, las pensiones, los impuestos y las transferencias intergeneracionales.


En el ámbito social, el envejecimiento de la población influye en la composición familiar, la demanda de vivienda, las tendencias de la migración, la epidemiología y la necesidad de servicios de salud. En lo político, el envejecimiento de la población puede alterar los patrones de voto y la representación política. Como muchos nos hemos convertido en un pueblo viejo y para el debemos planificar y planificar.

6 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page