top of page
Buscar
  • Foto del escritorEditorial Semana

Ha llegado mayo




Por: Myrna L. Carrión Parrilla


Comienza el mes de mayo y de igual modo nos acercamos a la temporada graduaciones, fin de clases y temporada de huracanes.


Aunque estamos ya próximos a culminar este año escolar, sin duda siguen siendo muchos los restos que enfrentan las escuelas para así lograrlo.


Al conversar con los estudiantes que pertenecen a clases graduandas lo importante para ellos es culminar con éxito y poder celebrar juntos. No es hasta que llegan estos días que muchos de ellos se percatan que son muy pocos lso días que les quedan para estar junto a esos compañeros de los cuales algunos no compartieron nunca o si lo hicieron fue muy poco y ahí comienza lo que yo llamo “el duelo del Senior”.


Ese sentimiento de que el tiempo realmente pasó, de que inician una nueva vida y que todo lo que puedan hacer juntos, por mas sencillo que sea, lo valoran inmensamente, pues se nos acaba el tiempo, el de estar juntos y reírse, cantar, compartir o simplemente verse juntos.


Estas clases son las clases que iniciaron su escuela superior con los retos de la Pandemia, los que no pudieron guardar recuerdos de todos sus años de escuela superior, los que tuvieron que aprender a adaptarse, a desarrollar lo que muchos comenzaron a llamar resiliencia.


Pero me pregunto, ¿nos dimos cuenta los adultos de esto? ¿le permitimos crecer y reconocemos que en dos o tres meses se convierten en adultos con decisiones propias?


Estas clases iniciaron la Escuela superior en una carrera de obstáculos, pues se tuvieron que enfrentar y superar cada uno de los obstáculos que les presentó ir saliendo de la Pandemia. Se hicieron grandes alejados, sin casi ningún contacto y con muchos controles, pero los superaron y llegan a su vida adulta más fuertes y mejor preparados que muchos.


Comienza el mes de mayo, el de las madres, el de las graduaciones, el de la preparación al verano, el mes de las flores...


Ha llegado con mucha lluvia, esperamos que también, sea lluvia de bendiciones, que a nuestros jóvenes que culminan su vida escolar les sea de momentos inolvidables y que cada sueño anhelado se les concierta en realidad.


Y que a nuestro pueblo le llegue lluvias de oportunidades, de soluciones a los problemas que nos aquejan y sobre todo lluvia de la que necesita nuestro entorno sin que surjan nuevos daños o pérdidas irreparables.


5 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page